Camioneros siguen en paro, pese a concesión del Gobierno brasileño

SÃO PAULO – BRASIL

El Gobierno brasileño se dijo dispuesto ayer a eliminar un impuesto sobre los combustibles y pidió a los camioneros poner fin a una huelga que desde hace dos días bloquea carreteras en todo el país, pero la propuesta no contentó a los manifestantes.

El ministro de Hacienda, Eduardo Guardia, anunció que había llegado a un acuerdo con los presidentes de la Cámara y el Senado para eliminar un impuesto sobre los combustibles (Cide), en una tentativa de poner fin a un conflicto social que se produce a menos de 5 meses de las elecciones presidenciales y legislativas. Pero previamente, para compensar la disminución de la recaudación –y aplacar las objeciones del ministerio de Hacienda–, la Cámara y el Senado deberán aprobar un proyecto de ley que pondrá fin a la exención fiscal sobre nóminas de las empresas.

La Asociación Brasileña de Camioneros (Abcam) no se dio por satisfecha y pidió a sus adherentes mantener las protestas contra el alza de los precios del diésel, que se dispararon bajo la presión de la subida del crudo en los mercados internacionales y de la nueva política de precios de Petrobras. “Hasta un posicionamiento efectivo del Gobierno, la entidad pide firmeza en las protestas de todas las regiones del país”, había escrito el presidente de Abcam, José da Fonseca Lopes, cuando el presidente de la Cámara, Rodrigo Maia, adelantó el contenido del acuerdo con el Gobierno.

MANTIENEN ALZA. La empresa Petrobras ratificó ayer sus políticas de ajustes de precios de los combustibles en Brasil, pese a las protestas que desde este lunes realizan decenas de sindicatos de camioneros en protesta por las continuas alzas del diésel.

“No se discutió nada sobre la política de precios de Petrobras, que está exactamente como estaba antes: sin ningún cambio”, declaró el presidente de la petrolera estatal, Pedro Parente, después de una reunión con autoridades del área económica del Gobierno.

Esa política implica revisiones diarias de los precios, que se definen, entre otros factores, en función de la turbulenta situación de los mercados petroleros globales, sacudidos en los últimos días por la decisión de EEUU de abandonar el acuerdo nuclear con Irán y aplicar nuevas sanciones económicas a ese país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.