Ya hubo denuncia de abuso y el sistema falló al no proteger a la niña embarazada

La fiscala Monalisa Muñoz, quien lleva adelante el caso de la menor de 10 años embarazada, indicó que los mecanismos de control fallaron en enero de 2014, cuando ya se presentó una denuncia por el mismo caso y con la misma víctima. Su padrastro, el principal sospechoso, se expone a 15 años de cárcel.

La fiscala del caso indicó que las autoridades debieron intervenir obligatoriamente en este hecho cuando se tuvo la primera denuncia.

“Los mecanismos de controles por los cuales se pueda intervenir una familia pasa por todos lados. Por la escuela, por el Centro de Salud, las autoridades, que obligatoriamente deben intervenir en este tipo de hechos. Así como se denunció en el Ministerio Público en el 2014, también tuvieron que actuar los otros mecanismos para buscar que salga el agresor de la casa, mientras se haga la investigación y aunque no se haga la imputación, se saque al agresor del ámbito familiar donde está la niña”, lamentó la fiscala en contacto con radio Monumental.

Aclaró que aún no maneja bien los motivos por los cuales no se siguió adelante con la denuncia y cómo quedó el caso cuando fue denunciado por primera vez. Aclaró que no se dio el caso de que se pidió el retiro de denuncia y que esa figura no existe, ya que el Ministerio Público es el organismo que debe determinar desestimar o no, puesto que es un caso de acción penal pública.

“No existe eso de retirar la denuncia, siempre decimos a la comunidad, porque el Ministerio Público es el titular, sobre todo cuando es un caso de acción penal pública. La decisión final está en manos de la fiscalía y del juez que lleva la causa”, explicó.

Médico relata cómo se enteraron del caso

El doctor Ricardo Oviedo, médico que atendió a la menor de 10 años a quien se detectó un embarazo de casi cinco meses, dio detalles de cómo reaccionaron, tanto la menor como la madre, tras enterarse del diagnóstico.

“La ecografista estaba realizando el estudio frente a la mamá y con la nena, y ambas entraron en un estado de shock. La mamá tuvo una crisis hipertensiva, fue asistida por el médico de urgencia y, luego de dos horas, fueron a la casa con los estudios y orden de estudios laboratoriales que tenía que hacerse al día siguiente”, relató el médico a la 1080 AM.

Sostuvo que el estado de la menor por el momento es normal, pero que tendría alto riesgo a medida que avance el embarazo.

“Es un embarazo considerado de alto riesgo por la edad corta de la niña, 10 años, aún no tiene un desarrollo completo de los órganos internos y, hablando del útero infantil, tiene la capacidad limitada para contener un embarazo en avanzados meses”, explicó. Sostuvo que la Constitución Nacional contempla que si el embarazo pone en riesgo la vida de la madre, se debe decidir por interrumpirlo.

El profesional indicó que es la primera vez que asiste a una niña de 10 años. El caso más similar fue el de una menor de 12 años que tuvo su bebé en el hospital hace dos años.

Los médicos del Hospital Materno Infantil de Trinidad detectaron el martes que la niña de apenas 10 años de edad se encuentra embarazada. El feto tiene un periodo de cuatro meses y medio de gestación, según los profesionales. El caso ya llegó a la Justicia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.