Víctima de robo consoló a la madre del asaltante

Por Édgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

En un atraco ocurrido en la mañana de ayer en una farmacia, sus propietarios, Delia Guillén y Blas Giménez, a punta de arma fueron despojados de dinero, joyas y algunos productos cosméticos. Los autores fueron dos motochorros, uno de 15 años y otro de 17 años, –este último es reincidente y con medida de arresto domiciliario–, quienes fueron capturados por agentes policiales, tras una persecución, con el botín.

La farmacia está ubicada en el kilómetro 10 Monday, a unos 3 mil metros de la ruta 7, en Ciudad del Este.

Tras la detención de los menores, la madre del que tiene 17 años llegó hasta la sede policial, asegurando, muy nerviosa, que hizo todo para que su hijo tratara de cambiar, pero no consiguió.

“Él (su hijo) hizo pacto con Dios; dijo que iba a cambiar y hoy, cuando me levanté, ya no lo encontré en casa y ahora ya está preso”, se lamentó.

La madre, al final tuvo que ser contenida por la víctima. Delia Guillén terminó abrazando a la madre del adolescente que lo amenazó con un arma de fuego, para sacarle sus pertenencias. La escena desconcertó hasta a los propios policías, ya que las víctimas del asalto le pidieron a la madre del joven asaltante que perdonara a su hijo, ya que ellos tampoco estaban enojados con él.

El menor de apenas 15 años era el conductor de la motocicleta, mientras que el de 17 años fue quien ingresó al local. Este tenía arresto domiciliario por otro caso. Ambos adolescentes se encuentran recluidos en la sede de la subcomisaría Nº 12, de la ciudad de Presidente Franco, a disposición de la Fiscalía.

Deja un comentario