Un fiscal y tres policías son denunciados por extorsión

PEDRO JUAN CABALLERO

Un fiscal y tres policías de Capitán Bado fueron denunciados por una supuesta extorsión ocurrida el miércoles 1 de abril. La denuncia fue radicada ante la Policía Nacional por falta de confianza en fiscales de la zona.

El fiscal Álvaro Rojas Almirón y 3 suboficiales de Policía al servicio del Ministerio Público fueron denunciados por el abogado Luis Alberto Menesses, quien patrocina a 3 personas, quienes supuestamente fueron víctimas de “apropiación y amenazas de hecho punible”. La denuncia obra en la Comisaría 4ª de la mencionada ciudad, de parte de Denis Blanco Vera, Silvino González y Pedro Cuenca.

El escrito señala que Silvino González estaba prestando auxilio a Denis Blanco, quien sufrió un percance mecánico con el vehículo en el que viajaba, en un camino vecinal de Caaguy Poty, distrito de Capitán Bado, momento en que llegó el fiscal Álvaro Rojas Almirón y los policías, quienes lo habían obligado a pagar la suma de G. 4 millones y 2 mil reales. Caso contrario lo involucrarían con una carga de marihuana, dice la acusación.

Además, uno de los policías trajo desde un matorral varias bolsas arpilleras que supuestamente contenían marihuana, dice la denuncia.

Debido a ello, Silvino González ofreció los 2.000 reales y una moto Honda 250. Posteriormente apareció en el sitio Pedro Cuenca a bordo de una Chevrolet S10, quien también fue retenido con los otros. Luego, Blanco y González fueron liberados tras el pago de la citada suma y de la moto que estaría en poder de uno de los efectivos.

Cuenca denunció que los policías que acompañaban al fiscal Rojas alzaron las bolsas de marihuana en la carrocería de su camioneta y le obligaron al pago de 50 mil reales para evitar la cárcel. Ante la imposibilidad de cumplir las peticiones, Cuenca fue llevado a la sede de la Fiscalía de Capitán Bado, donde se iniciaron las negociaciones y luego de juntar los 50 mil reales, fue liberado, mientras que su camioneta quedó en poder de la comitiva y días después el rodado apareció abandonado en Bado, señala la denuncia.

Versión del fiscal. Sobre la acusación, el fiscal Rojas manifestó desconocer a los denunciantes y dijo que se trataba de una persecución. “Es una persecución hacia mi persona, yo no conozco a ninguno de los denunciantes y además no hubo procedimiento ese día, y si van a denunciar hechos de anormalidades de un procedimiento Fiscal está el Jurado de Enjuiciamiento y no la comisaria”, manifestó.

Deja un comentario