Suboficial asesinada deja dos hijos huérfanos

La policía arrojada este martes desde un automóvil, deja huérfanos a dos pequeños niños. El presunto autor del crimen, tenía restricción para salir del país.

La Suboficial Segunda de Orden y Seguridad, Sonia Torres, funcionaria del Departamento de Identificaciones, había solicitado permiso para retirarse a las 12:30, para acudir a una supuesta consulta médica.

Sin embargo, en el transcurso de la siesta, reportaron que un hombre arrojó su cadáver, desde un automóvil Daewoo color azul, en las cercanías de su vivienda.

La uniformada deja en la orfandad a una niñita de dos años y un varoncito de 4 años, quienes vivían únicamente con su madre, según informó la comisaria Elisa Ledesma a radio Canal 100.

Por su parte, Mario Brítez Acosta, sospechoso de haber matado a la mujer, pasó la noche en la Comisaría 53 y su implicancia en el hecho será investigada.

El hombre contaba con restricción para salir del país y un antecedente por aborto. El mismo alegó que no hablaría hasta que se presente su abogado.

En la mañana de este miércoles, el cuerpo será sometido a una autopsia para buscar los indicios de su fallecimiento

Fuente: Hoy

Deja un comentario