Si no sos mía, no vas a ser de nadie”, le dijo: en la tarde se la llevó de rehén

Un hombre con antecedentes de homicidio y varias entradas en la cárcel, fue detenido ayer en el Bañado Tacumbú de Asunción, luego de haberse llevado a la fuerza a su expareja hacia un pasillo. A la mujer, horas antes había enviado mensajes de textos como: “si no sos mía no vas a ser de nadie”.

“No te quiero ver con otro”, decía otro de los mensajes de Emilio de los Santos Brítez, enviados al filo del mediodía a su expareja, una funcionaria del Poder Judicial con quien tiene un hijo.

Raro le pareció a un vecino ver a Emilio con la mujer, muy abrazados. Es que todo el barrio ya conocía la historia entre ellos. Solo hace unos días atrás, en la Semana Santa, Emilio había vuelto a aparecer por el lugar, luego de tantos antecedentes de violencia juntos, incluso, una vez ya estuvo en la cárcel por esos casos violentos contra su ahora expareja.

El hermano de la mujer, Venancio Domínguez, cuando le contó el vecino la escena de Emilio y la funcionaria judicial yendo abrazados, interpretó rápidamente lo que estaba ocurriendo: se la estaba llevando a la fuerza.

Los vecinos y el hermano llamaron a la Policía y varias patrullas llegaron rápidamente. Emilio Brítez había conducido a su expareja a punta de un cuchillo en la cintura, hacia un pasillo donde ya ocurrieron varios homicidios, relató en el programa Patrulla Nocturna, en radio UNO, el comisario de la 2ª Metropolitana, Baldomero Georges.

Una gresca se produjo entre la policía y el hombre, con varios antecedentes por robo agravado e incluso, homicidio. Con una de las esposas puestas, Emilio logró correr hasta una vivienda. Una turba de al menos 15 personas intentaron defenderlo. “A veces pasa que personas que no entienden lo que sucede defienden al agresor”, precisó el policía.

Los agentes debieron utilizar balines de goma para separar a los vecinos. Finalmente, todo acabo cerca de las 15:00 horas de ayer, sin víctimas que lamentar.

Sin embargo, el comisario Georges se preguntó: “¿Hasta cuándo el Estado puede brindar protección a esa mujer? ¿Quién es la autoridad judicial que lo mantuvo preso (al victimario), y si lo liberó, por qué lo hizo?”. Son preguntas que quedan flotando. En cuanto a la mujer, quedó en shock luego de todo lo sucedido. Ella y su familia esperan no ver pronto fuera de las rejas a Emilio de los Santos Brítez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.