Robaron su identidad: le dejaron con demanda por G. 1.000 millones

Un funcionario de la ANDE sufrió la usurpación de su identidad, y su falso “otro yo” contrajo millonarias deudas que a la fecha alcanzan los G. 1.000 millones. El hombre, desde el 2011 no ve un solo guaraní de su salario mensual debido a las demandas que va pagando. De la desesperación, pensó en sacarse la vida tirándose a un río, hoy dice que su caso va por buen puerto y se alegra de no haber concretado su idea de suicidio.

Roque Virino Galeano vive una desesperante historia que parece salirse del guión de una película policiaca. Un hombre con cierta semejanza a él, obtuvo una cédula con su mismo nombre y hasta una firma parecida.

A partir de ahí, el usurpador de identidad empezó a realizar diferentes transacciones, desde el 2009, según contó la víctima al programa Patrulla Nocturna, en radio UNO.

Sin embargo, Roque Virino Galeano (el real, valga la aclaración) recién se percató de esas deudas en el 2011. Fue hasta un local de venta de motocicletas. “Casi me echaron a patadas del lugar, al ver el chorizo de casos por los que figuraba en Informconf”, contó.

Todo eso ocurrió en San Pedro del Ycuamandyyú, departamento del mismo nombre. Roque Virino confiesa: “de Asunción solo conozco la Terminal”. Una vez descubierta la estafa, contrató a un abogado, su amigo. Pero pronto dejó de lado el caso por lo dificultoso que era para él. “Todo se tiene que hacer en Asunción”, señaló.

Pero el falso Roque recién empezaba a actuar, contrajo deudas en numerosas empresas. Alquiló casas, retiró créditos, abrió cuentas corrientes, entre otras operaciones.

Las distintas empresas, excepto la cooperativa Medalla Milagrosa, no proporcionaron imágenes del falso Roque Galeano, captadas en sus circuitos cerrados, a pesar de que los abogados de la víctima ya hicieron el pedido a la Fiscalía.

Desde el 2011, el funcionario de la ANDE, cuyo salario es de G. 2.500.000 (con las bonificaciones llega a G. 5000.000), no ve un solo guaraní al mes de ese monto. Todo va destinado a pagar la deuda que ni siquiera contrajo. Esto ocurre porque todavía no se pudo demostrar que no fue él quien contrajo todas esas deudas. Sin embargo, a la víctima le parece llamativo:

“Lo raro es que yo no puedo hacer ninguna transacción en ninguna parte. Ni si quiera un chip me quieren vender. Sin embargo, la persona que usurpa mi nombre accede a créditos ‘a tutiplén’”, dijo en la mencionada radio.

La Policía pide a la ciudadanía llamar al (021) 44111, número del Departamento de Delitos Económicos, si puede dar datos del falso Roque Galeano (ver foto).

“Pensé en tirarme al río Jejuí de la desesperación. Gracias a Dios no lo hice, porque hoy en día estoy saliendo de este problema. Mi caso va a buen puerto”, expresó la víctima.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.