Rebeldes y fuerzas ucranianas reanudan combates

DONETSK. Los rebeldes y las fuerzas gubernamentales ucranianas reanudaron hoy los combates en las afueras de la ciudad de Donetsk, donde se oyen potentes disparos de artillería.

Según medios locales, varias personas han resultado heridas cuando varios proyectiles alcanzaron una guardería y dos edificios de viviendas situados entre el aeropuerto y la estación de tren de la ciudad.

“Las balas silbaban por encima de nuestras cabezas”, relataba una mujer que se personó llorando en la sede del Gobierno de la autoproclamada república popular de Donetsk. Al parecer, los combates estallaron cuando varios tanques de las fuerzas gubernamentales intentaron acceder a la ciudad, lo que fue impedido por los milicianos prorrusos.

La tensión era patente en las inmediaciones del edificio, que es vigilado por varias decenas de milicianos, mientras en la ciudad apenas se ve gente por las calles desde que los insurgentes impusieran el toque de queda.

Poco antes de las 10:00 de la mañana, hora local, se oyeron los primeros disparos en el barrio Oktiábrski, no lejos de un mercado de automóviles.

El alcalde de Donetsk, Alexandr Lukianchenko, recomendó hoy a los ciudadanos residentes en las zonas afectadas por los bombardeos que no abandonen sus hogares bajo ninguna condición.

“Tienen lugar acciones militares. También se ha cerrado la estación de autobuses Zapadni”, señala la nota. Además, informa de que se ha restringido el acceso por carretera en la zona y también el transporte por tren. “Según datos no confirmados, en la estación se ha declarado un incendio. Lo estamos comprobando”, añade.

El aeropuerto es desde hace semanas el frente bélico más cercano a Donetsk, donde los rebeldes han tenido que rendir varios bastiones desde el fin del alto el fuego el pasado 28 de junio.

Según pudo constatar EFE, el domingo varios camiones con milicianos y piezas artillería abandonaron la ciudad, que está rodeada de innumerables puestos de control de carretera. “Mucha gente se ha ido. Por lo menos, no volverán hasta que empiece la escuela (1 de septiembre). Fíjese, todo los negocios están cerrados”, comentó un conductor.

Los hoteles de Donetsk están casi vacíos y sus únicos clientes son los reporteros que han viajado a la zona para informar sobre la catástrofe del avión malasio que se estrelló el jueves en esta región minera con 298 personas abordo.

Por el momento, se desconoce si los combates impedirán el traslado de los cadáveres del Boeing-777 que han sido refrigerados en un tren en la localidad de Torez y que están a la espera de ser examinados por expertos internacionales. FUENTE ABC

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.