Qué hacer si se accede a un billete entintado

El Banco Central del Paraguay (BCP) emitió una serie de recomendaciones en caso de extraer billetes entintados de los cajeros automáticos, aunque reafirmó que tal posibilidad es “prácticamente imposible”.

El titular del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovinos, ofreció una conferencia de prensa en la que se refirió a la psicosis que generó en la ciudadanía los billetes manchados, luego del robo del cajero automático de Ñemby, el miércoles pasado.

Una banda detonó el aparato expendedor, propiedad del banco Continental, y se alzó con el millonario botín. Afortunadamente, el nuevo sistema antirrobo se activó y todo el dinero quedó marcado con tinta roja, por lo que automáticamente se considera que perdió valor monetario alguno.

Horas después del golpe, surgieron los primeros intentos de transacción con los billetes robados, fácilmente reconocibles por las manchas mencionadas. Posteriormente surgieron denuncias de personas que aseguraron haber extraído dinero manchado de los cajeros automáticos.

Con el correr de los días ya se desató una verdadera psicosis, ya que cualquier pequeña marca generaba sospechas entre la ciudadanía.

Por su parte, la banca matriz habló de la posibilidad de “avivados” que intentan engañar a las autoridades asegurando haber extraído tales billetes de cajeros automáticos para simplemente intentar un canje por dinero de circulación legal.

En la fecha, Fernández Valdovinos reafirmó que “me parece poco razonable que aquellos que detonaron (el cajero) hayan hecho todo el circuito financiero para que vuelva a depositarse el dinero en un cajero”.

El alto funcionario se mostró desconfiado sobre aquellas denuncias de dinero entintado extraído de los cajeros automáticos e insistió en que “esto veo más como una avivada de alguien que recibió el billete en otra circunstancia y no del cajero”.

Indicó que es muy difícil que el dinero robado ya haya sido ingresado a los aparatos de las entidades bancarias, debido al largo circuito previo y los sistemas de seguridad instalados en los mismos cajeros. “No creo que ocurra el caso de que (los billetes manchados) salgan de los cajeros; es prácticamente imposible”, aseveró.

Respecto a la posibilidad de que algún cajero tenga fuga de tinta -ya sea accidental o por alguna acción violenta-, el presidente de la banca matriz señaló que ante tal situación varios billetes deberían resultar manchados y no solo uno, como intentan argumentar algunos denunciantes. “Si hay alguna pérdida de tinta, no va a haber un único billete manchado, sino una serie de billetes”, refirió.

QUÉ HACER ANTE UN BILLETE ENTINTADO

Posteriormente, al ser abordado sobre la posibilidad de que realmente los billetes robados vayan a parar nuevamente a algún cajero automático, el titular del BCP explicó que el procedimiento recomendado es el siguiente: Apenas se percate de que uno de los billetes extraídos de algún cajero está manchado, la persona debe exhibir el papel moneda bajo sospecha ante las cámaras generalmente instaladas junto al aparato expendedor. “Todos los ATM tienen una cámara; cuando uno recibe un billete así, lo ideal sería que coloque ese billete ante la cámara”, refirió Fernández Valdovinos.

Posteriormente, el afectado -ya una vez que haya asegurado que el momento de la extracción fue filmado- debe recurrir al banco responsable del cajero para pedir la reposición. “Ahí el banco va a ser el que reponga ese billete”, insistió al reafirmar que el BCP bajo ningún sentido realizará reposiciones al público.

En caso de que la persona haya sido engañada durante alguna transacción, el titular del BCP indicó que corresponde que el afectado acuda hasta la Fiscalía para reportar el caso. “La Fiscalía va a ser la encargada de investigar cómo se consiguió ese billete”, refirió.

Respecto a la manera en que el ciudadano que haya sido víctima en su buena fe pueda recuperar su dinero, Fernández Valdovinos no pudo responder y se limitó a señalar que “luego de que la Fiscalía vea, se verá cómo se recupera…”.

El alto funcionario señaló que la recomendación principal es prestar especial atención a la hora de recibir algún billete y negarse a aceptarlo, si se detecta alguna mancha. “Si hay una mancha roja fuerte, evitemos recibir ese billete”, sostuvo.

Aclaró que no toda mancha debe tomarse como evidencia de que se trata del botín robado del cajero de Ñemby. “El entintado es muy particular; la mancha por lo general abarca gran parte de los billetes, no solo los bordes”, refirió.

Reconoció que la psicosis generada puede llevar a confusiones pero adelantó que el sistema antirrobo se ajustará para próximas ocasiones, de manera a que el entintado sea aún mayor, a fin de que sea más fácil la identificación de los billetes robados.

Insistió en que en caso de ser engañados igualmente se debe reportar el caso y no guardar el billete o -aún peor- intentar deshacerse del mismo a través de alguna transacción. “Desde el BCP pedimos que eviten la aceptación de esos billetes, porque ello es producto de un robo y podría causar una serie de problemas judiciales”, refirió.

Fernández Valdovinos reconoció que el entintado puede generar inconvenientes para la misma ciudadanía, debido al riesgo de ser engañados con los billetes entintados. Sin embargo, insistió en que el beneficio es aún mayor ya que los golpes a cajeros se reducirán considerablemente.

“Esta es la primera experiencia; hay mucho que ajustar. Pero evidentemente se le hace más difícil ahora a esta gente que acostumbra explotar los cajeros… Se le hace difícil usar esos billetes”, aseveró.

Deja un comentario