Paul Walker revive hoy en el estreno de Rápidos y furiosos

La última entrega de la franquicia Rápidos y furiosos 7 debuta hoy en la cartelera paraguaya con un sabor a despedida, un guión alterado por la fuerza de la tragedia y un final cargado de simbolismo, en el que los personajes se dicen adiós y los actores hasta siempre. El nuevo filme mantiene viva la figura de Paul Walker, quien muriera en un accidente automovilístico en noviembre de 2013.

“Es una tortura todo lo que extrañamos a Paul, nos tratamos de recuperar de eso cada segundo”, comentó Vin Diesel, actor del filme.

“Esto es especial, estoy agradecido con el estudio por permitirnos estrenar esta película con una sensación de cierre”, explicó el intérprete, que vuelve a encarnar al mecánico Dominic Toretto, un ex presidiario aficionado a las carreras callejeras.

En principio, Rápidos y furiosos 7 se iba a grabar simultáneamente junto con la octava y la novena entrega de esta franquicia, pero las prisas por llevar la séptima parte a los cines hizo que los planes se aceleraran y se descartara el rodaje múltiple.

La desaparición de Walker dejó a la producción en vilo hasta que el equipo encontró una fórmula con la que se sintieron cómodos para terminar el proyecto con la ayuda de efectos visuales, imágenes inéditas del actor y la colaboración de sus hermanos, que hicieron de su doble físico para algunas tomas.

Conclusión con clase. Para Diesel, el final de esta saga es “sagrado y sin distracciones”. “Otros podrían haber tratado de explotar lo ocurrido. Dios bendiga al estudio por ir con la conclusión con más clase”, declaró Diesel. Añadió que el componente familiar de estas películas donde “se detiene la acción” –generalmente llevada a extremos inverosímiles– para celebrar un embarazo, un nacimiento o para reflexionar sobre lo difícil que es ser padre. “Esto es profundo. La gente hace películas para Sundance con temas así”, dijo Diesel, que encabeza una trama movida por una venganza que amenaza con acabar con todos los protagonistas de Rápidos y furiosos, uno a uno.

El filme cuenta con actores habituales de la franquicia que arrancó en 2001, entre los que está Michelle Rodríguez, Chris Ludacris Bridges y Dwayne Johnson, un grupo al que se sumaron esta vez Jason Statham, Ronda Rousey y el cantante Romeo Santos, entre otros.

La española Elsa Pataky regresó por tercera vez al papel de Elena, una policía cuyo paso en esta entrega fue testimonial por las circunstancias. “Iba a tener presencia en el tercer acto, pero tras la tragedia tuvimos que enfocar en responder la historia de Brian O’Conner (Walker), así que todos los personajes tuvieron que dar un paso atrás para permitir que el espectador pudiera centrarse en el tributo final”, relató Diesel.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.