Ministro niega acusaciones de soborno en escándalo de la carne

Asunción. El ministro de Industria y Comercio de Paraguay, Gustavo Leite, negó hoy las acusaciones de haber recibido un soborno para habilitar las operaciones del Frigorífico Concepción, firma involucrada en el escándalo de carne importada de Brasil sin la licencia pertinente.

El caso se ha convertido esta semana en el “escándalo de las coimas”, después de que el ganadero Carlos Trapani divulgara que Leite y el ministro de Agricultura y Ganadería, Luis Gneiting, estarían involucrados en una petición de soborno a ese frigorífico que ascendería a 500.000 dólares.

Leite salió al paso de esas informaciones desde Taiwán, donde hoy declaró a la estatal paraguaya IP que “jamás recibí ni pedí dinero a cambio de alguna gestión en el tema de Frigorífico Concepción”.

“En todo momento trabajé en línea directa con mi superioridad. No estuvo nunca a cargo mío ni suspender ni reactivar la actividad del frigorífico”, aseguró el ministro, quien agregó que a su regreso a Paraguay se pondrá a disposición de la Fiscalía.

Leite hizo esas declaraciones el día en que Hugo Ydoyaga, destituido a causa del escándalo como titular del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal, ratificara la versión de Trapani de que existió un pedido de soborno al dueño del Frigorífico Concepción, el brasileño Jair de Lima.

Entrevistado en Telefuturo, Ydoyaga dijo a ese canal que el propio De Lima le confirmó que hubo un pedido de soborno como parte de un “arreglo” con las autoridades.

Ydoyaga añadió que no tiene pruebas para demostrar que hubo soborno y que se limitó a contar lo que le dijo De Lima.

De Lima dio este viernes una rueda de prensa en la que negó haber sido sometido a un soborno para normalizar la situación de la empresa.

El empresario contestaba así a Trapani, quien destapó el caso de los supuestos sobornos y que subrayó que esas informaciones le llegaron por terceros y se las comunicó al presidente paraguayo, Horacio Cartes.

De acuerdo con Trapani, el soborno sería para que se permitiera al Frigorífico Concepción exportar carne a los mercados de Rusia, Taiwán, Chile, Israel y la Unión Europea, destinos que fueron cerrados temporalmente por las autoridades paraguayas tras el escándalo de la carne importada de Brasil.

Taiwán y Rusia suspendieron además las compras al frigorífico.

Fuentes del sector cárnico no descartan que esa carne brasileña haya sido exportada como producto paraguayo a Rusia, el principal destino de la carne del país sudamericano junto a Chile.

La firma fue multada a primeros de mes con el pago de 2,89 millones de dólares por esa importación de carne de Brasil sin la licencia pertinente.

El caso provocó la destitución de Idoyaga, además de la del ministro de Agricultura y Ganadería Marcos Medina, quien fue reemplazado por Gneiting, y la del titular de la Dirección de Aduanas Nelson Valiente.

Deja un comentario