Megabanda operaría con protección en Canindeyú

La megabanda que el 31 de marzo pasado atacó a tiros y con explosivos dos camiones blindados de Prosegur y una patrullera en el distrito de Minga Porã, departamento de Alto Paraná, aparentemente mantiene su base de operaciones en Salto del Guairá, la capital de Canindeyú. El líder de la gavilla, Amado Ramón Benítez, supuestamente paga a la Policía por protección.

De acuerdo con informes de inteligencia que maneja la propia Policía en Asunción, el asaltante más buscado del país, Amado Ramón Benítez, habría emigrado hacia la zona fronteriza del departamento de Canindeyú, donde planificó con detenimiento y sin molestias la emboscada contra dos camiones transportadores de caudales de la firma Prosegur.

El violento atraco se produjo el martes 31 de marzo pasado, cuando cinco vehículos particulares y un camión cisterna, todos robados cerca de la zona de Canindeyú, interceptaron los móviles de Prosegur que fueron seguidos desde Salto del Guairá y que debían llegar a Ciudad del Este.

Gracias a la reacción de los custodios privados y de los agentes que escoltaban el convoy el robo no fue consumado, pese a que sí ocurrió una descomunal balacera.

Para los investigadores en Asunción llama la atención que los 20 delincuentes que materializaron el ilícito hayan podido seguir a los blindados por más de 100 kilómetros sin ser detenidos al menos en un retén.

El dato que se maneja en las filas policiales es que el cabecilla Amado Ramón Benítez presuntamente paga a jefes de Canindeyú a cambio de operar sin ser molestado.

El jefe de Policía de dicho departamento, comisario principal Héctor Rojas, precisamente se encuentra en la mira de sus superiores por este caso, ya que de su jurisdicción partieron los criminales.

La gestión de Rojas también se vio recientemente enturbiada por el asalto de un nutrido grupo de supuestos sintierra a la estancia “Ganadera Pindó SA”, en la colonia Naranjito.

Fuente abc

Deja un comentario