La medida es injusta e inmoral, dice Prof. Resck

La medida adoptada por el tribunal de sentencia, que denegó prisión domiciliaria a cinco campesinos del caso Curuguaty que están en huelga de hambre, no solo es una violación al derecho de las víctimas, sino, también, jurídicamente injusta y éticamente inmoral, dijo el Prof. Luis Alfonso Resck, presiente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Señaló que no existen causas suficientes que justifiquen la extrema medida privativa de libertad de los recluidos y que llama la atención que ningún efectivo policial interviniente haya sido procesado por la masacre.

“La impunidad es la madre de los delitos, los vicios y el terror. Exigimos para los privados en libertad la medida interpuesta por los afectados, la reclusión domiciliaria, a más de elevar votos por la justicia y la paz”. FUENTE ABC

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios