EPP utilizó “señuelo” para atraer a policías y atacarlos en Horqueta

En conferencia de prensa, el ministro del Interior Francisco De Vargas, condenó el nuevo ataque del EPP y afirmó que el grupo criminal recurrió una vez más al “factor sorpresa” para matar a un comisario y dejar heridos a otros dos policías. Indicó que se encontró dos bombas sin detonar en la zona donde ocurrió el hecho. No se descarta que los epepistas hayan utilizado a un “señuelo” para atraer a los policías y atacarlos.

En primer lugar, De Vargas comenzó haciendo un recuento de lo acontecido anoche, cerca de las 22:25, en la localidad de Tupârenda, ubicada en el Km. 48 de la Ruta 5ª General Bernardino Caballero, sobre la calle cinco, a 2000 metros de la ruta.

Los policías de la Comisaría 3ª de Horqueta (Concepción), encabezados por el Comisario Manuel Escurra, se hicieron eco de la llamada telefónica realizada por Daniel Riveros Urbieta (primo del intendente de Horqueta Arturo Urbieta) quien alertó sobre personas sospechosas en un camino vecinal lo atacaron a balazos.

Escurra y sus hombres se dirigían al lugar pero por el camino una bomba explotó y ocasionó que la primera patrullera vuelque. Los ocupantes de la camioneta, Ángel Báez Acosta (42), suboficial mayor, y Salvador Paredes (28), suboficial segundo, resultaron heridos pero están fuera de peligro.

Esta situación fue aprovechada por los soldados del EPP, que comenzaron a “rociar” con balas las otras dos patrulleras. El jefe policial, quien iba a bordo del segundo rodado, recibió tres impactos de bala calibre 5.56, uno en la nuca que le ocasionó la muerte en forma instantánea.

“Una vez más se trata de un ataque cobarde y cruel por parte del Ejército del Pueblo Paraguayo, por el modus operandi y circunstancias del hecho podemos decir que este grupo fue el responsable de lo sucedido”, sostuvo el ministro del Interior.

Agregó que el EPP recurrió al “factor sorpresa”, como lo hizo en otras ocasiones, para emboscar a los policías y atacarlos.

El funcionario también indicó que se detectaron dos artefactos explosivos sin detonar, que estaban en el camino de los policías.

No descartó que Riveros Urbieta haya sido utilizado como “señuelo” para atraer a los agentes hasta la zona donde se produjo el ataque.

“Estamos recibiendo un cúmulo de información que va a ser determinante para tomar acciones en las próximas horas, inmediatas y a mediano largo. Se está revisando la zona, personal policial y del Ministerio Público están trabajando con mucha cautela”, agregó.

Además, puntualizó que el presidente de la República, Horacio Cartes, está al tanto de lo sucedido y preocupado por la situación.

fuente:hoy

Deja un comentario