Educación precaria en Ypejhú obliga a estudiar en Brasil

El distrito de Ypejhú cuenta con una escuela y un colegio para cerca de 8.000 pobladores. Alrededor del 60% de los niños y jóvenes asisten a las instituciones educativas del Brasil, donde les dan alimentos, uniformes y hasta un bono de 200 reales a las familias de escasos recursos, mientras que en Ypejhú el almuerzo escolar llegó recién hace un mes.

El Colegio Nacional de Ypejhú y la Escuela Nº 440 Virgen de Fátima son las únicas instituciones educativas públicas con que cuenta la ciudad, donde, según Carlos Humberto Acosta, primo del intendente Vilmar Acosta Marqués, no hay otra fuente de ingreso que no sea el narcotráfico.

En ambas instituciones cursan unos 450 alumnos en la escolar básica y bachillerato. En muchos casos se registran deserciones de estudiantes que optan por “trabajar en el monte”, mientras que otros migran a Salto del Guairá en busca de una mejor oportunidad laboral, atendiendo que el desempleo juvenil es uno de los tantos problemas que enfrenta la comunidad, dijo a ÚLTIMAHORA.COM la directora del colegio, Elvia Meza.

La mayoría cursa regularmente hasta el 6º grado, luego ya deben buscar una fuente de trabajo. Asimismo, de los 35 alumnos que inician el 7º grado, en promedio solo 12 culminan el colegio; de estos nuevamente casi todos recurren a universidades de Curuguaty, que están a 90 km de la ciudad.

La docente, quien sostiene económicamente la institución con la ayuda de los padres de alumnos y con su propio sueldo, lamentó que entre el 60 y 70% de los niños y jóvenes de Ypejhú deban estudiar en Brasil, porque encuentran servicios que su propio país no les ofrece.
Recién hace un mes llegó a la ciudad el tan promocionado almuerzo escolar, mientras que los recursos del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) siguen ausentes.

El país vecino brinda los servicios de transporte, desayuno, almuerzo, merienda y uniforme a los alumnos, hasta una mensualidad de 200 reales, a las familias de estudiantes de escasos recursos, según confirmó la maestra.

Estos beneficios cobran sentido atendiendo que el 80% tiene doble nacionalidad, paraguaya y brasileña. Esta situación responde a que las mujeres no tienen otra opción que dar a luz en Brasil, ya que en Ypejhú existe un solo puesto de salud, donde, si bien cuenta con enfermeras, tiene un solo médico para todo tipo dolencias, comentó Meza.

Cada fin de mes los profesores se ausentan un día en las escuelas, pues deben ir a cobrar sus salarios en Curuguaty a falta de cajeros automáticos en Ypejhú. Meza contó que existe una empresa por la cual se puede cobrar en la ciudad, pero cobra un interés del 4%.

A veces se ingenian y pagan un taxi entre varios docentes para hacer el viaje más corto.

Los pobladores de la ciudad, cuyo intendente se encuentra prófugo por el asesinato del periodista Pablo Medina y su asistente Antonia Almada, desde hace tres años no pagan por el servicio de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), porque el ente estatal no cuenta con inspectores en el lugar que se encarguen de verificar el consumo, según informó el periodista de Telefuturo, Javier Panza, quien se encuentra en el lugar.

También se puede observar la escasez de agua potable, que beneficia regularmente solo a las familias que viven en el centro del pueblo.

El ministro de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Luis Rojas, dijo que Ypejhú no era uno de los objetivos de la institución en la lucha contra el narcotráfico hasta la muerte de Medina.
A raíz del asesinato del periodista de Abc Color y su asistente, la Justicia ordenó la captura del intendente de Ypejhú, Vilmar Acosta Marqués, su hermano Wilson, quien sería el autor material del crimen, y el hijo de este, Gustavo Acosta.

En los allanamientos se encontraron armas, chalecos antibalas y pasamontañas en la vivienda del jefe comunal, mientras que en uno de los vehículos que presumiblemente se utilizaba en la Municipalidad se hallaron restos de marihuana.

El miércoles se allanó una estancia de la familia, donde en una zona boscosa se halló una especie de laboratorio del que se decomisaron varias toneladas de marihuana.

Deja un comentario