Constructoras brasileñas acusadas de corrupción desembarcan en Paraguay

Las principales empresas constructoras brasileñas están acusadas de montar un esquema de corrupción que escandaliza en el vecino país. Desde 2006 habrían movido alrededor de US$ 4.000 millones. En el Paraguay estaría en marcha un plan para copar el mercado nacional de obras públicas, en el marco de una política de “apertura” a empresas internacionales que promueve el Ministerio de Obras Públicas.

En el Brasil estalló uno de los más grandes escándalos de corrupción, que envuelve a empresas constructoras brasileñas que participan de licitaciones en el Paraguay, las que, según fuentes confiables, estarían elaborando planes para participar en los próximos llamados del MOPC en nuestro país.

Según la prensa brasileña, esas constructoras están implicadas en un esquema de sobrefacturación de obras a Petrobras, que además servía para evasión de divisas, evasión de impuestos y lavado dinero, sobre la base de millonarios sobornos pagados a directivos de la petrolera. La consecuencia: una extensa lista de obras con precios inflados.

Como resultado de este “affaire”, una treintena de altos ejecutivos de estas empresas constructoras están detenidos por la Policía Federal en el marco de la investigación de un esquema de lavado de dinero, sobrefacturaciones, evasión fiscal, “comisiones” pagadas a directivos de Petrobras y a políticos.
Sobre la pista, la Policía Federal lleva adelante la denominada “Operação Lava Jato”, que se aplica a los lavaderos de autos que trabajan con rapidez (“jato” significa “jet”).

Empresas involucradas

Entre las constructoras acusadas de participar en el esquema de corrupción en Brasil se encuentra la empresa Camargo Corrêa.

Uno de sus directivos, Julio Correa, habría admitido ante la justicia que habrían pagado coimas a dos directivos de Petrobras por 154 millones de reales.

La empresa Camargo Corrêa está asociada en Paraguay con la constructora Fernando Talavera y Ortellado, que resultaron el “único oferente” para las “obras civiles” Lote 2, en el marco de la licitación pública internacional ANDE/JICA N° 1007/14, para la maquinización de la represa del Yguazú, por un monto de US$ 252.705.195, luego de que la Estatal descalificara al consorcio Hydrochina-Tecnoedil, cuya oferta era de US$ 188.992.551 (un 25,24% más económica), con lo que, en principio, el Estado paraguayo hubiese ahorrado US$ 63.792.644.

Además, la empresa Camargo Corrêa estaría ligada a escándalos de corrupción en varios países del mundo.

Mencionan por ejemplo que en Perú habría financiado parte de la campaña de Alejandro Toledo.

Esta empresa brasileña luego fue adjudicado con un contrato de obra pública por US$ 600 millones para la segunda etapa de un tren eléctrico.

En la Cárcel

Según la prensa brasileña, el Superior Tribunal de Justicia del Brasil rechazó recientemente el pedido de hábeas corpus presentado por la defensa de cinco ejecutivos de la Constructora OAS y que mantiene en prisión al presidente de la constructora, José Aldemario Pinheiro Filho.

También señala la prensa que están en prisión José Ricardo Nogueira, Mateus Coutinho de Sá Oliveira y el director del Área Internacional de la empresa Agenor, Franklin Magalhaes Medeiros.

Conocidos “lobbistas” en nuestro país

La empresa OAS viene desarrollando un insistente esquema de “lobbys” en nuestro país, para la adjudicación de la ampliación de las Rutas II y VII.

Entre tanto, la empresa Obedrecht, otra de las salpicadas por el escándalo, apuntaría a las obras de alcantarillado sanitario de la ciudad de Asunción, preparadas por la Essap.

Recordemos que un par de semanas atrás, el MOPC decidió adjudicar las obras de la ruta Curuguaty-Villa Ygatimí-Ypejhú a la brasileña Mendes Júnior Trading Engenharia SA. consorciada con Tecnoedil, a pesar de que la mejor oferta había sido presentada por el Consorcio Corsan Corviam Construcciones SA-CCC SA.

Sérgio Cunha Mendes se desempeñaba en esos momentos como miembro del consejo de administración de la firma Mendes Júnior Trading Engenharia SA y es uno de los tantos procesados en el marco del escándalo que conmueve a toda la sociedad brasileña.

La conexión local

Cabe recordar que las obras de construcción civil de Itaipú estuvieron a cargo de los consorcios Unicon (brasileño) y Conempa (Paraguayo).

Unicon estaba integrado por las empresas brasileñas Cetenco Engenharia Ltda. CBPO Cía. Brasileira de Pavimentos e Obras, Camargo Corrêa, Andrade Gutiérrez y Mendes Júnior.

Conempa estuvo conformada por las empresas A. Barrail Hermanos Cía. General de Construcciones, ECCA SA Ing. Civil Hermanos Baumann, Ecomipa (Empresa Constructora Minera Paraguaya) y Jiménez Gaona & Lima, padre del actual ministro Ramón Jiménez Gaona, actual presidente de la empresa Conempa.

Las relaciones comerciales entre ambas empresas pudo haber posibilitado la creación de un importante vínculo de amistad entre la familia Jiménez Gaona y los empresarios brasileños.

El actual ministro del Obras, de hecho, viajó hace unas semanas nada más al vecino país y se habría reunido con directivos de las referidas empresas constructoras brasileñas.

Fuente abc

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios