Boquerón: La victoria en una batalla que se recuerda hoy

Las tropas bolivianas habían ocupado tres fortines paraguayos al inicio de la Guerra del Chaco (1932-1935). La orden principal del comando paraguayo era recuperar el Fortín Boquerón por su posición estratégica, ya que “protegía la zona de aprovisionamiento que era Isla po’i y las Colonias Menonitas”, comenta el historiador Herib Caballero.

“Boquerón es importante porque había un mito generalizado de que los bolivianos eran superiores a los paraguayos, por lo tanto, esta primera victoria le dio confianza al comando paraguayo y a los soldados, con lo cual estratégicamente y moralmente fue una batalla clave”, destaca el historiador.

La reacción paraguaya para recuperar el Fortín Boquerón se inició el 9 de setiembre de 1932 y duró 20 días.

El ejército paraguayo –señala Caballero– rodea completamente el fortín logrando que las tropas bolivianas se rindieran porque no tenían más armas ni alimentos.

Actualmente, según los registros del Ministerio de Hacienda, un total de 631 veteranos recuerdan hoy esta fecha que simboliza a “ese Paraguay derrotado en la Guerra de la Triple Alianza que renace victorioso”, destaca el historiador.

Investigación. Para la investigadora Alison Benítez, la batalla de Boquerón despierta el interés de la Arqueología, de los remanentes históricos de aquellos detalles de la Guerra del Chaco, “uno de los eventos bélicos más grandes de la historia en Sudamérica”.

Con los constantes acosos y violaciones del contexto ambiental e histórico por parte de la cacería furtiva, ilegal y sin control, así como las habituales y anuales competencias automovilísticas en el Chaco paraguayo, no quedan fortines o puestos militares, los que por muchos años antes, durante y después del conflicto armado representaron al paisaje chaqueño.

Benítez explica que la prospección arqueológica no se realizó en el terreno donde se libró la batalla de Boquerón, lo que es sumamente importante para determinar ciertos dichos, pensamientos y reflexiones históricas sobre la Guerra del Chaco. “La prospección es uno de los pasos que deberían desarrollarse antes de que los saqueos continúen en la zona y nos dejen sin rastros e indicios materiales que ayudarán a esclarecer ciertos hechos y a confirmarlos”, afirmó la investigadora.

Conmemoración. Hoy a las 9.00 se realizará un homenaje a los dos veteranos que viven en el Cuartel de la Victoria de San Lorenzo.

Esta institución militar se había inaugurado en el año 1945 con más de 300 excombatientes residentes que no tenían adónde ir después de la guerra.

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios