OEA ve difícil diálogo político en Paraguay

El secretario de la OEA, José Miguel Insulza, consideró difícil un diálogo entre quienes apoyan el nuevo Gobierno y el entorno del expresidente Lugo. Indicó que las posturas sobre el juicio político están polarizadas.

Insulza recibió en la noche del lunes a periodistas de distintos medios, en el hotel La Misión, donde se hospeda desde su llegada a Asunción, el domingo último.

Durante el encuentro, el secretario de la OEA consultó sobre el proceso por el cual Fernando Lugo fue destituido de la Presidencia e igualmente realizó algunas valoraciones preliminares en base a las conversaciones que mantuvo con distintos sectores políticos.

“Acá no hay diálogo político. No me puedo imaginar siquiera a las dos partes sentándose a dialogar en este momento”, manifestó el diplomático al señalar que las posturas se encuentran “duras”.

Reconoció que no esperaba encontrar posiciones tan “polarizadas” entre los sectores que apoyan y justifican el juicio a Lugo y quienes están en contra.

Señaló que “con todas las barbaridades” que escuchó percibió un “hartazgo” entre las partes en disputa.

UN PAÍS TRANQUILO

Insulza destacó el ambiente tranquilo que halló a su llegada a Paraguay, cuando desde el exterior se hablaba incluso de conmoción interna.

“Solamente en la noche de nuestra llegada vimos dos grupos de jóvenes de uno y otro sector. Encontramos un país tranquilo”, reafirmó.

Consideró curiosa igualmente la actitud que tomó la ciudadanía ante el cambio de Gobierno. “La gente anda en otra parece”, indicó el secretario del organismo americano.

INTERVENCIÓN EXTRANJERA

El secretario de la OEA manifestó igualmente su desacuerdo con la intervención de otros países en los asuntos internos de Paraguay.

Se refirió específicamente a la llegada de los cancilleres de la Unasur el viernes 22 de junio, día en que Lugo fue enjuiciado en el Congreso, y señaló que la delegación únicamente debía tratar de apaciguar los ánimos e intentar un diálogo entre las partes.

Insulza reconoció que el juicio político está contemplado en la Constitución paraguaya para casos de mal desempeño del Presidente, aunque cuestionó el breve plazo -de dos horas- otorgado por el Congreso para la exposición de la defensa de Lugo.

Consideró además legal que el entonces vicepresidente Federico Franco asuma al frente del Ejecutivo, con la salida de Lugo.

Durante la conversación con los periodistas, Insulza dio la impresión de estar bien informado sobre el proceso por el cual se realizó el cambio en el Ejecutivo a través de la intervención del Parlamento.

Comentó que en todo momento siguió por televisión el juicio político a Fernando Lugo y escuchó los argumentos de todas las partes.

Los periodistas presentes durante el encuentro con Insulza son Carlos Peralta, Enrique Vargas Peña, Óscar Acosta, Estela Ruiz Díaz, Germán Martínez y Mabel Rehnfeldt.

Aunque entre los comunicadores hubo discrepancias sobre el juicio político a Lugo, hubo una postura unificada a favor de la autodeterminación del Paraguay y la no injerencia de los demás países en las decisiones internas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.