Este comando Seal fue quien terminó con la vida de Bin Laden

Su identidad estaba guardada bajo siete llaves. Pero finalmente se supo: Rob O’Neill es el hombre de la marina norteamericana que disparó y terminó con la vida del máximo terrorista de la historia contemporánea, Osama Bin Laden. La identidad de O’Neill fue descubierta por el sitio especializado Sofrep, desde donde se anuncian novedades de la industria naval y las fuerzas armadas de los Estados Unidos. Desde allí develaron uno de los secretos mejor guardados. El “Shooter”, como le llaman tiene hoy 38 años y es quien detonó el disparo que mató al jefe de la banda terrorista Al Qaeda.

El nombre y las imágenes del comando Seal iban a ser reveladas en un documental próximo a salir por la cadena de noticias de Fox News. O’Neill fue condecorado por su actuación no sólo en esa misión ultrasecreta, sino también por otros desafíos que se pusieron en su carrera militar. Hoy ofrece conferencias alrededor del mundo hablando sobre liderazgo, trabajo en equipo y su vida como marine.

Sus tres misiones conocidas llegaron a la pantalla grande de Hollywood: una de ellas la irrupción en el bunker pakistaní de Bin Laden; otra en el barco carguero Maersk Alabama, tomado por piratas somalíes (us tres misiones conocidas llegaron a la pantalla grande de Hollywood: una de ellas la irrupción en el bunker pakistaní de Bin Laden; otra en el barco carguero Maersk Alabama, tomado por piratas somalíes (Capitán Phillips) y quien ayudó a salvar la vida a Marcus Luttrell, otro comando Seal, quien cayó en manos de los talibanes en otra misión contra el jefe de Al Qaeda.

Sus condecoraciones incluyen: dos Estrellas de Plata, cuatro Estrellas de Bronce al Valor, una Condecoración al Servicio con Valor, tres citaciones Presidenciales y dos Condecoraciones al Valor de los Navy/Marines.

Una de las célebres escenas de la misión que terminó con la vida de Bin Laden no se dio, sin embargo, en la arena de los disparos, sino que fue la que recorrió el mundo: la Sala de Situación que mostraba al alto comando de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, al presidente Barack Obama y a la por entonces Secretaria de Estado, Hillary Clinton. Todos miraban en vivo una de las más arriesgadas misiones del cuerpo de élite de la Marina norteamericana. Y vieron cómo O’Neill disparaba contra el máximo terrorista y responsable de haber atacado Nueva York y Washington el 11 de septiembre de 2001.

Fuente infobae

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios