Miembros del EPP regresaron a zona de ataque para dejar un comunicado

Tras quemar tres topadoras y asesinar a un tractorista en Azotey, regresaron tres días después a dejar un comunicado en una estancia vecina. Juran vengar la muerte de los 11 campesinos en Curuguaty.

AZOTEY – CONCEPCIÓN

El comunicado en el que el grupo armado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) se adjudica la quema de tres topadoras y la ejecución de un tractorista brasileño, ocurrido en la noche del jueves 28 de junio, habría sido dejado recién el pasado domingo 1 de julio, a la tarde, pegado por un poste, en un camino interno del establecimiento La Gringa SA, a unos 1.500 metros de la entrada principal a dicho lugar, propiedad del empresario Osvaldo Domínguez Dibb, en momentos en que ya una fuerte dotación policial cubría la región.

El establecimiento ganadero linda con la estancia Torrado, en donde ocurrió el ataque. Según los investigadores un menor de edad, hijo de uno de los peones, encontró el escrito pegado con cinta aisladora al poste del alambrado y lo entregó a un capataz, quien en horas de la noche comunicó a la Policía.

Ayer la Policía Nacional envió más refuerzos a la zona atendiendo que contarían con informaciones de que un brazo armado del EPP, responsable de la quema de los tractores y muerte del brasileño aún se encuentra en los extensos bosques.

TALA. Con el hallazgo del panfleto, queda más que confirmado que la quema de los tractores y la muerte del brasileño es por la deforestación que venía realizando los brasileños arrendatarios Luisão y Antonio Baggio, quienes tienen el aserradero Florida en Yby Yaú y otro en Santa Rosa del Aguaray, San Pedro.

El fiscal del medio ambiente de Concepción, Richard Alarcón, aguarda el informe de su colega Martín Areco de Yby Yaú para investigar si existe delito ambiental y no se descarta la imputación de los brasileños.

“En reiteradas ocasiones hemos advertido a los tractoristas que son sorprendidos echando bosques, que serán condenados a la máxima pena (muerte) por el hecho criminal que hacen”, dice el comunicado.

También reivindica el ataque de los campesinos de Curuguaty a la policía, el 15 de junio, que acabó con 11 ocupantes y 6 uniformados muertos. “El Ejército del Pueblo Paraguayo vengará la muerte de los valientes campesinos que en una muestra de valor y heroísmo se enfrentaron en forma desigual con la fuerza represiva”, sostiene.

“Hay vacas de los oligarcas que tienen más valor que un campesino paraguayo, los ricos de este país y su gobierno de turno están acostumbrados a hacer correr ríos de sangre para defender sus mezquinos intereses”, agrega.

El texto tiene similitud con otro comunicado que ayer llegó vía email a Radio Ñandutí, en el que caracterizan como “gobierno de facto” a la presidencia de Federico Franco.

DECLARACIÓN. Hoy martes, los testigos del ataque en la estancia Torrado están citados a declarar ante la Fiscalía de Yby Yaú. Son 10 trabajadores que se encontraban en el momento del ataque.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.