Meningitis bacteriana cobra primera víctima y es recomendable vacunarse

La niña de 10 años oriunda de Villa Elisa -que registraba los síntomas de la enfermedad- falleció. La vacuna disponible contra uno de los agentes causantes: el neumococo, es gratuita y previene las formas graves.

El primer caso fatal de meningitis bacteriana aguda de este año, confirmado por la Dirección General de Vigilancia, corresponde a una niña de 10 años oriunda del barrio Sol de América, de la ciudad de Villa Elisa.

La paciente llegó al Hospital Distrital de Villa Elisa el 28 de junio pasado, donde recibió los primeros cuidados, ya en estado de coma, según confirmó ayer el doctor Eudes Cabrera, director del centro asistencial. La niña fue derivada a terapia del Centro Médico Bautista, donde falleció el mismo día.

Los primeros síntomas de esta enfermedad son fiebre, cefalea, irritabilidad y luego se suman otros como rigidez de la nuca y trastornos nerviosos.

El doctor Cabrera explicó que, una vez que se confirmó el diagnóstico de la niña, se realizó todo el bloqueo y profilaxis en las personas que tuvieron contacto directo con la paciente, a fin de evitar un brote o contagio. La misma medida se aplicó en el entorno de la niña, tanto en la casa como en la escuela.

La meningitis producida por meningococo amerita quimioprofilaxis (con antibióticos) para evitar el contagio de la enfermedad. El agente infeccioso llamado meningococo no cuenta con una vacuna para su prevención.

El doctor Carlos Torres, director del Programa Ampliado de Inmunizaciones, explicó que la vacuna disponible contra el neumococo fue introducida en el esquema por ser el agente principal de contagio de la enfermedad, y que la vacuna contra el meningococo “b” aún no existe. Esta es la cepa más agresiva de todas.

Hoy sí está disponible la dosis contra el neumococo, uno de los causantes de la meningitis, que fue incluida en el esquema de vacunación en forma gratuita a finales de marzo de este año.

Esta dosis previene las formas graves de la bacteria que causa, además de la meningitis, la neumonía, la otitis, y otras afecciones, e incluso la muerte en niños menores de cuatro años.

CASOS. En el 2010 fueron confirmados seis casos de la enfermedad meningocócica y en el 2011 fueron tres los casos registrados; esta es una enfermedad de notificación obligatoria en los centros médicos.

Las bajas defensas son propicias para adquirir la enfermedad infectocontagiosa, producida por el meningococo que inflama las meninges, que son las capas cobertoras del sistema nervioso central (cerebro y médula). Entre las causas de esta enfermedad se encuentran las infecciosas y no infecciosas, siendo estas últimas las más frecuentes.

Las no infecciosas pueden ser provocadas por diferentes agentes como virus, bacterias, hongos y, en menor porcentaje, parásitos. Las infecciones respiratorias por virus provocan estados de deficiencia inmunitaria, por lo que aumentan el riesgo de contraer enfermedades meningocócicas.

Otros factores de riesgo para adquirir la enfermedad son el hacinamiento en viviendas, escuelas o sitios laborales, dormir bajo el mismo techo, compartir habitación o permanecer por lo menos cuatro horas o más con un enfermo.

PROFILAXIS SE REALIZA POR CONTACTOS DIRECTOS

Debido al peligro de contagio y a la posibilidad de brotes o epidemia, el personal de salud debe desarrollar rápidamente las acciones necesarias para detener la cadena de transmisión, a través de la identificación y tratamiento de los contactos con el paciente. Los contactos íntimos deben ser observados cuidadosamente durante 10 días. No se recomienda medidas como cierre de colegios ni fumigación.

Deja un comentario