Larissa y diputado declararán en el caso Moria

l diputado Daniel Fleitas, la modelo Larissa Riquelme y su mamá fueron convocados por la Fiscalía a declarar por el caso de la desaparición de joyas en el que está imputada la actriz argentina Moria Casán.

Según fuentes del Ministerio Público, la modelo paraguaya Larissa Riquelme y su madre declararán como testigos del caso de la desaparición de un collar y aros pertenecientes a “Armando Joyas” que le fueron concedidos en calidad de préstamo a la actriz Ana Casanova, más conocida como Moria Casán, durante su actuación en el salón de la Confederación Sudamericana de Futbol (CSF), el 27 de julio pasado.

Larissa Riquelme y su mamá visitaron a Casán en el camerino luego de la actuación, por lo que las fiscalas Claudia Criscioni y María Estefanía González quieren saber si vieron las citadas joyas, además de otros detalles referentes a la investigación.

La modelo y su mamá declararán ante las fiscalas en el transcurso de la mañana del martes, en la sede del Ministerio Público.

Más adelante será citado a declarar el diputado Daniel Fleitas, quien también saludó a la actriz argentina en el camerino del salón de eventos de la Confederación Sudamericana de Fútbol. El citado legislador pertenece a Frente Guasu.

En esta causa se encuentran imputados por el delito de apropiación Moria Casán, su mánager Luciano Garbellano y el asistente Aldo Alexis “Galo” Sotto, todos de nacionalidad argentina.

La imputación oficial la presentaron oficialmente las fiscalas este lunes, en el juzgado del magistrado Alberto Sosa, de la ciudad de Luque.

Los antecedentes del caso refirieron que el joyero Juan Armando Benítez -propietario de “Armando Joyas”- denunció en la comisaría 3ª de Luque que Casán no le devolvió un collar y aros, valuados en US$ 82.000, el 28 de julio pasado.

Ese mismo día, Casán fue detenida y pasó la noche en la Comisaría de Mujeres, pero el 29 de julio la fiscala Celeste Campos Ross liberó a la actriz.

En los días posteriores declararon Garbellano y “Galo”, hasta que en un careo entre ellos y la víctima, el juez Sosa dispuso la liberación de los dos argentinos.

En esa misma audiencia, Garbellano insultó a la fiscala Campos Ross, quien ante esta situación se apartó del caso, siendo reemplazada por sus dos colegas.

Los imputados se encuentran en Argentina, por lo que las dos fiscalas impulsarán la extradición de los mencionados.

Garbellano también soporta dos denuncias en el Paraguay: una de ellas por amenaza y la otra por el citado delito más apropiación. El citado también posee acciones en su contra en la justicia argentina.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.