La Senad estima que hay entre 3 y 5 vuelos de narcoavionetas por semana

La mayoría de la cocaína que ingresa al país proviene de Bolivia y lo hace por aire, indicó el titular antidroga. En tanto, la Fiscalía indaga el caso de un avión en San Pedro, en el cual hallaron partículas del polvo blanco.

La mediterraneidad y la ubicación geográfica del Paraguay hacen que el país sea casi una parada necesaria para los traficantes de droga, especialmente de cocaína, señaló Francisco De Vargas, el titular de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad). Este precisó que, según estimaciones del organismo a su cargo, se realizan al menos 3 a 5 vuelos de narcoavionetas por semana en todo el territorio nacional.

“Los vuelos irregulares y el narcotráfico son dos cuestiones que van de la mano. Sabemos que el grueso del tráfico de estupefacientes en Paraguay es por vía aérea”, comentó De Vargas, quien hasta hace unos meses se desempeñaba como agente fiscal antidroga.

En ese sentido, el secretario ejecutivo de la Senad aclaró que las cifras sobre el tráfico aéreo de drogas son especulativas y que incluso pueden ser superiores.

Al respecto, a finales de julio el director de Operaciones de la Senad, Luis Rojas, sostuvo, durante un encuentro en la Cámara de Anunciantes del Paraguay, que cerca de 52.000 kilos de pasta base ingresan al país por aire.

TRÁNSITO. De Vargas también indicó que “casi toda” la cocaína que entra al territorio nacional es traída de Bolivia, un país productor de esta droga. Sobre el punto, días atrás el titular de la Senad también criticó la lucha antidroga en este vecino país, que a su criterio “deja mucho que desear”.

“Paraguay es un país de tránsito. Las avionetas aterrizan acá ya sea para cargar combustible o para llevar cargamentos que luego serán llevados al Brasil. Mucha de la cocaína que tiene que ser llevada a Brasil o Europa, pasa por Paraguay”, mencionó el jefe antidroga.

Además de su posición estratégica en la región, Paraguay está en la ruta del narcotráfico internacional porque tiene un espacio aéreo no controlado, comentó De Vargas.

“En Brasil hay leyes que amparan a las fuerzas del orden a derribar avionetas que no se identifican”, contó.

COCAÍNA. Si bien aún se registran varios casos en donde avionetas transportan marihuana, los narcotraficantes utilizan aeronaves principalmente para cargas de cocaína, explicó el fiscal antidroga del Departamento de San Pedro, Luis Piñánez.

“Los traficantes utilizan distintos tipos de medios. La cocaína requiere estructuras más grandes que la marihuana, por eso utilizan avionetas y hasta medios de transporte fluviales”, expresó el representante del Ministerio Público.

Piñánez tiene a su cargo la investigación del caso en el que una avioneta fue abandonada en el aeropuerto de San Pedro del Ycuamandyyú, el 6 de agosto pasado. En el interior de la aeronave, la Senad halló presuntas partículas de cocaína.

Los investigadores también encontraron un fajo de billetes de casi 35.000 dólares y detuvieron a Cristian Gerardo Martínez, ya imputado por tráfico de estupefacientes.

PISTAS OCULTAS Y HASTA AEROPUERTOS

De Vargas y Piñánez explicaron que, en la mayoría de los casos, las narcoavionetas aterrizan en pistas clandestinas, generalmente ubicadas en estancias. No obstante, De Vargas señaló que los últimos casos registrados demuestran que algunos aeropuertos del interior del país también están siendo usados por las aeronaves que traen droga. Piñánez indaga un caso en el aeropuerto de San Pedro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.