La mala distribución hizo que 300 mil vacunas se pierdan

No hubo error en el proceso de compra ni en la cantidad, pero sí un mal manejo en la distribución, por lo que 300 mil vacunas quedaron vencidas en un depósito del Ministerio de Salud, según el director del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), Carlos Torres.

 

 

Torres explicó que si sobran vacunas es porque la ley obliga al Ministerio de Salud Pública a comprar las dosis de acuerdo a la cantidad de personas que la necesitarán.

Sin embargo, el hecho de que las estadísticas indiquen que existen 150 mil personas que necesitarán la inmunización, no significa que todos se vacunarán, ya que buena parte de la gente recurre a servicios privados y otros simplemente no acuden a inmunizarse, por lo que siempre sobran dosis.

Cuando existen sobras se debe prever cómo distribuir para evitar el desperdicio y el daño patrimonial, y fue esto lo que no se hizo bien, manifestó el médico en declaraciones a la radio 780 AM.

“No creo que haya habido error en el proceso de compra, pero sí en el proceso de distribución, porque la ley me obliga a tener la cantidad de vacuna de acuerdo a la cantidad de población que tenemos”, señaló.

Las vacunas que no se utilizaron quedaron estancadas en el depósito de Salud, mientras las nuevas dosis fueron distribuidas a la población, cuando debió ser al revés.

Unas 300 mil dosis quedaron vencidas, las cuales eran vacunas contra el sarampión, la gripe y la fiebre amarilla. Esto le provocó un daño patrimonial al Estado de 4 mil millones de guaraníes.

Torres explicó que si sobran vacunas es porque la ley obliga al Ministerio de Salud Pública a comprar las dosis de acuerdo a la cantidad de personas que la necesitarán.

Sin embargo, el hecho de que las estadísticas indiquen que existen 150 mil personas que necesitarán la inmunización, no significa que todos se vacunarán, ya que buena parte de la gente recurre a servicios privados y otros simplemente no acuden a inmunizarse, por lo que siempre sobran dosis.

Cuando existen sobras se debe prever cómo distribuir para evitar el desperdicio y el daño patrimonial, y fue esto lo que no se hizo bien, manifestó el médico en declaraciones a la radio 780 AM.

“No creo que haya habido error en el proceso de compra, pero sí en el proceso de distribución, porque la ley me obliga a tener la cantidad de vacuna de acuerdo a la cantidad de población que tenemos”, señaló.

Las vacunas que no se utilizaron quedaron estancadas en el depósito de Salud, mientras las nuevas dosis fueron distribuidas a la población, cuando debió ser al revés.

Unas 300 mil dosis quedaron vencidas, las cuales eran vacunas contra el sarampión, la gripe y la fiebre amarilla. Esto le provocó un daño patrimonial al Estado de 4 mil millones de guaraníes.

 

 

Torres explicó que si sobran vacunas es porque la ley obliga al Ministerio de Salud Pública a comprar las dosis de acuerdo a la cantidad de personas que la necesitarán.

Sin embargo, el hecho de que las estadísticas indiquen que existen 150 mil personas que necesitarán la inmunización, no significa que todos se vacunarán, ya que buena parte de la gente recurre a servicios privados y otros simplemente no acuden a inmunizarse, por lo que siempre sobran dosis.

Cuando existen sobras se debe prever cómo distribuir para evitar el desperdicio y el daño patrimonial, y fue esto lo que no se hizo bien, manifestó el médico en declaraciones a la radio 780 AM.

“No creo que haya habido error en el proceso de compra, pero sí en el proceso de distribución, porque la ley me obliga a tener la cantidad de vacuna de acuerdo a la cantidad de población que tenemos”, señaló.

Las vacunas que no se utilizaron quedaron estancadas en el depósito de Salud, mientras las nuevas dosis fueron distribuidas a la población, cuando debió ser al revés.

Unas 300 mil dosis quedaron vencidas, las cuales eran vacunas contra el sarampión, la gripe y la fiebre amarilla. Esto le provocó un daño patrimonial al Estado de 4 mil millones de guaraníes.

 

Deja un comentario