José Mourinho se sienta donde él quiere

La gente así coreó al árbitro que lo expulsó en el Stanford Bridge el sábado anterior. Es que luego de que recibiera la orden de retirarse del estadio, el portugués saltó la valla de las tribunas y se sentó entre el público. Luego, el Tribunal de Disciplina de la FA lo sancionó con 9.500 euros de multa.

La Federación Inglesa de Fútbol impuso al portugués una multa de 8.000 libras (9.500 euros) por conducta inapropiada en el juego de Chelsea contra Cardiff City.

El equipo del polémico entrenador se impuso 4-1, pero el juez Anthony Taylor lo echó en el minuto 69, tras recibir la denuncia del cuarto árbitro Trevor Kettle.

En su descargo, Mou reconoció que no estuvo acorde a la altura de su investidura, pero dijo además que no fue en ningún momento ofensivo ni agresivo, pero que sí rebasó una de las normas de conducta que estatuye la FA.

Cuando recibió la orden de retirarse del campo, José atravesó la valla que divide los bancos de suplencia con las tribunas y se ubicó en una de las sillas a observar el encuentro.

Inmediatamente, las personas apostadas en ese sector comenzaron a cantar “José Mourinho se sienta donde quiere”.

Deja un comentario