Invasores instalan carpas

SALTO DEL GUAIRÁ. Unas 300 carpas fueron montadas por los sin techos durante la madrugada de este domingo en el predio de 27 hectáreas que fue invadido anoche por más de 800 personas. Incluso en la mañana de hoy seguían las instalaciones.

Para esta mañana está prevista la presencia del fiscal Diosnel Giménez en el lugar, acompañado de un pelotón de 150 policías. El agente del Ministerio Público conversará con los dirigentes y tratará de persuadirlos para que abandonen el sitio pacíficamente.

“El diálogo es la primera medida en estos casos”, dijo el agente, quien ya recibió la denuncia por invasión y el pedido de desalojo pertinente por parte del propietario Joao Carlos Bernardes. La información fue confirmada por Mirian Maidana, abogada del viceconsulado brasileño, quien asiste a Bernardes.

Los dirigentes, por su parte, señalaron que resistirán en el lugar hasta conquistar dichas tierras. El principal cabecilla del grupo, José Tomás Alvarenga, dijo que no son del EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo) ni amantes de la violencia, sino personas que necesitan un pedacito de tierra para vivir dignamente.

Señaló, asimismo, que la idea inicial no era entrar en el predio ajeno, sino acampar en las adyacencias, pero ante la forma en que fueron recibidos, bajo una intensa balacera, la gente se enfureció y avanzó sobre la propiedad. Dijo que aguardan en el lugar a todas las autoridades que pretendan dialogar con ellos.

La invasión se inició el sábado, cerca de las 18:30, por más de 800 supuestos sin techos. Cuando se aproximaron a la propiedad empezó una feroz balacera, protagonizada por guardias privados y particulares que se apostaron en el lugar para evitar la invasión.

Los tiros de armas de fuego, con balas de plomo, fueron al aire, mientras que los guardias privados contratados dispararon directamente contra la gente, pero utilizando balines de goma. Ocho personas resultaron lesionadas, mientras que el comunicador Richard López Chaparro fue herido con perdigones de plomo en las dos piernas.

Deja un comentario