Intento de asalto a Prosegur en Minga Porá, Alto Paraná

Dos vehículos con varios ocupantes interceptaron a dos camiones de caudales de la firma Prosegur este martes a las 15.00 aproximadamente. Los policías que custodiaban los rodados evitaron que se perpetrara el hecho.

El intento de asalto ocurrió entre la zona de Minga Porá y San Alberto, en el departamento de Alto Paraná, informó el periodista de ÚH, Édgar Medina.

Augusto Aníbal Lima, vocero del Departamento de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, confirmó que los dos carros blindados estaban siendo escoltados por una patrullera cuando en un momento dado del camino fueron interceptados por un camión cisterna que estaba estacionado en el lugar.

En ese momento, los delincuentes, quienes se desplazaban a bordo de dos vehículos que serían un Fiat Estrada y un Chevrolet Astra, intentaron asaltar los transportadores de caudales al tiempo que la Policía realizó disparos, evitando así que se concretara el robo.

Francisco González, un vecino de la zona, iba a bordo de su vehículo Volkswagen Gol y encontró a los delincuentes en el momento del tiroteo, los hombres (quienes estaban encapuchados) realizaron varios disparos por el rodado de González, afectando las balas al motor.

Los malvivientes le pidieron que abra el rodado y como no lo pudo hacer rápido rompieron el parabrisas del lado del acompañante, no sin antes ordenarle que se acueste en el piso y propinarle varios golpes.

La víctima, luego de esto, corrió varios kilómetros hasta Minga Porá para pedir auxilio.

La patrullera que escoltaba a los vehículos en el momento del enfrentamiento pasó de largo a los delincuentes y a unos 200 metros del lugar salió al costado de la ruta impactando contra un árbol. El móvil quedó con varios impactos de proyectiles.

A la patrullera que venía custodiando los vehículos de la empresa Prosegur se les adelantó una camioneta modelo Amarok, las autoridades presumen que en ese vehículo se transportaban los delincuentes, quienes bajaron en el lugar para colocar el camión cisterna que tiene el emblema de Gasur, que presumiblemente sería robado.

El intento de asalto ocurrió en el lugar donde se debía realizar un intercambio de la patrullera que custodiaba los blindados.

Ante los intercambios de disparos entre la Policía y los malvivientes, algunos proyectiles traspasaron el vehículo blindado, ya que habrían utilizado armas largas, presumiblemente AK 47. En la zona se encontraron los proyectiles calibre 7.62.

En el sitio hay varios rastros de sangre, por lo que se presume que los delincuentes estarían heridos. Los policías realizan un intenso rastrillaje en la zona.

Un robo a un transportador de caudales de la misma empresa se había registrado en Asunción el 19 de febrero del año 2013. En aquella oportunidad el autor del hecho fue el chofer del vehículo y empleado de la firma, de nombre Carlos González, quien se llevó la suma de G. 1.850 millones.

Dicho botín fue robado posteriormente por ocho efectivos policiales de la Comisaría 7ª de Ñemby, quienes fueron condenados el año pasado desde 10 hasta 15 años de cárcel.

Los comisarios José Dolores Amarilla, Osvaldo Ayala Díaz y Johnny Alberto Díaz Aranda recibieron una condena de 15 años de cárcel por los delitos de robo agravado, coacción grave y lavado de dinero.

Los oficiales Hernán Zelaya Meza, Yoni David Mereles Martínez, como también los suboficiales Hugo Alfredo Vigneaux Torres, Antonio Alcaraz y Pablo Daniel Díaz Cuevas, fueron condenados a 10 años por robo agravado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.