Hace falta trabajar más y hablar menos en este país

Los dinosaurios lo tildan de “novato” y que no sabe lo que le espera. Pedro Hércules Alliana, de 41 años, es el elegido de Horacio Cartes para presidir la Junta de Gobierno del Partido Colorado. De meteórica carrera, el actual diputado y exgobernador de Ñeembucú responde con osadía y dice en esta entrevista que no hace falta ser veterano para dinamizar el partido.

–¡Quién hubiera adivinado su candidatura! Joven, perfil bajo… ¿Cuántos años?

–Yo tengo 41. Fui gobernador de Ñeembucú a los 33 años. Fui candidato a intendente. Perdí por 100 votos. Ingresé como diputado en 2013…

–Usted no era del Partido Colorado originalmente…

–No. Mis padres eran del Encuentro Nacional, muy amigos de (Guillermo) Caballero Vargas. Yo sí, mi primera afiliación fue al Partido Colorado en el año 2000. El político Benjamín Maciel Pasotti (ya fallecido) fue el que me llevó. El nos ayudó bastante en el caso de mi hermano, cuando fue secuestrado. Era presidente de Diputados.

–Lo asesinaron…

–Sí. Era mi hermano menor (Rodolfo “Pili” Alliana). Lo mataron el 9 de octubre de 2003. Querían formar una empresa de secuestros siguiendo la línea del EPP. Como eran conocidos, por lo visto, planearon desde el principio asesinarlo. Pidieron un rescate. Nosotros pagamos, pero ya esa misma noche lo mataron y arrojaron su cuerpo al río (Paraguay). Un tiempo después Benjamín me invitó a formar parte de su movimiento, y luego fui su candidato a intendente de Pilar. Fui gobernador de Ñeembucú entre el 2008 y el 2013. Llegué a miembro de la Junta de Gobierno y soy diputado desde el 2013.

–¿Se descubrió a los asesinos de su hermano?

–Se les descubrió. Fueron presos, sentenciados a la máxima pena.

–Una carrera meteórica. ¿Por qué lo eligió el Presidente?

–El Presidente conoce a mi familia, la formación que tengo. Y, bueno, no hay que pensar dos veces. Son oportunidades que se dan una vez en la vida. Debe ser por la juventud, la disciplina, la experiencia que adquirí en los cargos públicos, por la entrega, por el trabajo en equipo. Es de público conocimiento lo que hicimos al frente de la Gobernación de Pilar. Es lo que creo que necesita el Partido Colorado: gestión, dinámica, compromiso con los jóvenes, darles oportunidades en política, oportunidades de trabajo, pelear por sus becas…

–Perfil bajo, ni en la Cámara tuvo tanto protagonismo…

–Siempre fuimos respetuosos de la bancada, de los voceros de las comisiones. Somos una bancada muy grande, de 27 miembros. Siempre hemos acompañado los proyectos del Ejecutivo, como la Ley de Alianza Público-Privada, por ejemplo. Hemos presentado proyectos de leyes para beneficiar al departamento; hicimos urgimientos al Ejecutivo, por ejemplo, para terminar el puerto de Pilar, su acceso circunvalatorio. Estamos consiguiendo cosas históricas, como las 700 viviendas para el departamento, 386 ya fueron licitadas por Yacyretá, 70 ya se iniciaron a través de Senavitat. Son 20 millones de dólares de inversión de Yacyretá en el departamento. Hay puentes, alcantarillas, 40 km de caminos adoquinados de todo tiempo. La compra del albergue para las personas de escasos recursos en Resistencia. Tenemos casi mil compatriotas por mes utilizando ese albergue. Conseguimos también el recapado de la ruta Pilar-Isla Ombú, Pilar-General Díaz, imposible de transitar. Está el asfaltado Alberdi-Villeta, una deuda histórica de tiempo inmemorial del Gobierno…

–¿Vamos a tener por fin asfaltado hasta Alberdi?

–Comienza en marzo la obra. Son 43 km. Todos saben que es un camino caótico. Tantos prometieron, pero recién hoy se está cumpliendo…

–Una especie de “Ruta de la Mentira”

–Primo hermano de la “Ruta de la Mentira”… Conseguimos también que se apruebe el crédito en la Cámara de Diputados para el puente sobre el río Tebicuary. Es clave para unir la ruta que viene de Pilar a Asunción. Vamos a ahorrar 130 km para llegar a la capital por un camino recto. Aparte, Yacyretá tiene a su cargo otros 40 km con recursos que conseguimos nosotros. Tenemos la reactivación de obras que quedaron paradas del gobierno anterior, como el camino General Díaz-Paso de Patria, el camino Mayor Martínez-General Díaz, el camino Mayor Martínez-Itá Corá. Si todo va bien, en este gobierno vamos a inaugurar un récord de 200 km.

–Y el puente con Argentina, ¿dónde se va a construir?

–Como gobernador, me tocó gestionar el proyecto a través de Cicosur, el conglomerado de gobernadores del Centro y Sur de América del Sur. Con el entonces gobernador de la provincia de Chaco, Jorge Capitanich, pusimos dentro de las prioridades…

–Capitanich, el polémico…

–Sí, el que se desempeña hoy como jefe de Gabinete de la presidenta Cristina Kirchner. El proyecto es hacer un puente férreo-carretero para que el Paraguay pueda conectarse hasta Antofagasta. Falta saber cuál es el lugar más conveniente. Cuanto más cerca de Pilar esté, creo que es más conveniente. Pilar tiene más del 30% de la población del departamento.

–La reacción de algunos dinosaurios del coloradismo no se hizo esperar. Bader Rachid dijo que usted es un novato…

–No hace falta ser tan veterano para gestionar beneficios para la gente. Le acabo de relatar algunas de mis experiencias en la gestión de proyectos concretos.

–Lo describe como un muchachito que baja al ruedo con pantaloncito y zapatito blanco…

–(sonríe) Primero, no uso zapato blanco ni tampoco pantaloncito blanco…

–No sabe lo que le espera, dice. Y lo dice un golpista. Fue uno de los conspiradores contra el gobierno de Raúl Cubas (derrocado en el 99).

–No sé qué tengo que esperar. Lo que en este país hace falta es trabajar más y hablar menos.

–El presidente Cartes, ¿no está arriesgando la gobernabilidad al elegirlo a usted, como dice este dinosaurio?

–No va a ser así. El Presidente quiere apoyo a su gestión. Eso significa moverse. Es la única forma de marcar la diferencia para sacar adelante y cambiar este país. Él va a tener un amigo, un aliado fiel en la Junta de Gobierno para darle la garantía de gobernabilidad que necesita. Como todos saben, el Presidente de la República tampoco era un experimentado en el manejo partidario cuando se volcó a la política. Hoy es un líder aglutinador. A mí me pasó lo mismo cuando empecé. Pero ya fui gobernador y ahora diputado. Por pocos votos no fui intendente. La calle es buena escuela…

–Se critica los antecedentes de los que activan en el partido…

–Puede ser. Lo único que yo le puedo asegurar es que estoy limpio de esas cuestiones. Creo que el Presidente también está demostrando que no tiene absolutamente ningún compromiso con ese tipo de gente, y es injusto que se insinúe. Al contrario, está a la vista todo ese trabajo ciclópeo que realiza la Senad, la Policía, con esas incautaciones de drogas, captura de delincuentes. Estos ejemplos nos están ayudando a construir una nueva imagen del país.

–¿Usted lo conoce a su rival, a Mario Abdo Benítez?

–Sí.

–¿Tiene trato habitual con él?

–No. Tenemos un trato muy casual. Cuando va a Pilar, nos encontramos, conversamos. Nos solemos ver por el Congreso, por la Junta de Gobierno. Son encuentros no habituales.

–¿Cómo lo ve?

–No tengo nada en contra de él. Estoy decidido a hacer una campaña limpia. Eso sí: no pienso responder a los agravios ni a las calumnias. Yo voy a tratar de hablar con él para ver si podemos llegar a un gran consenso, si se puede. Si no se puede, bueno, iremos a la interna, pero no nos vamos a cansar de dialogar, como es la filosofía del Presidente. El objetivo es mantener al Partido Colorado en el poder, con miras a las municipales.

–¿Por qué cree que se presenta Mario Abdo?

–Sinceramente, yo creo que ellos están mirando las elecciones del 2018. Esa es la única explicación.

–¿Quién sería su candidato? ¿Castiglioni?

–No sé. Por ahí el propio Mario es el que se quiere candidatar.

–¿Y Calé, presidente del Congreso otra vez?

–(sonríe con ironía) No sé. No quiero opinar. La visión que yo tengo es esa. Ellos no están enfocados en estas elecciones, definitivamente.

–Ustedes tampoco se quedan atrás, dicen…

–Yo no estoy en juego para el 2018. Veremos quién es el más potable en Honor Colorado para el 2018. En los cinco años de llanura, muchos nos dimos cuenta de que es mejor estar juntos que peleados. No seamos tontos. Es mejor el poder que la llanura.

[email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.