Flecheros aché realizan prácticas de tiro y dan ultimátum a campesinos invasores

Los indígenas de Canindeyú ya no asistirán hoy a la reunión pactada con los campesinos sintierras y representantes del Estado para tratar de llegar a un acuerdo sobre la propiedad en conflicto.

 

Por Dionisio Cáceres | CURUGUATY

Los flecheros (guachi) de la etnia Aché realizaron ayer prácticas de tiro con arco y flecha en la cancha que se encuentra en medio de la comunidad Kuetuwy, del distrito de Villa Ygatimí, Canindeyú. Los indígenas dieron un ultimátum hasta mañana al mediodía a los campesinos “sin tierra” que ocupan parte de su propiedad conocida como finca n.º 470.

Los nativos ya no están dispuestos a tolerar la situación y amenazan con atacar con sus flechas a los labriegos.

El presidente del comité político de la comunidad, Martín Achipuragi, admitió que la etnia nunca ha peleado una guerra territorial, pero ahora están dispuestos a defender la propiedad sea como fuese.

“Estamos preparados para morir si es necesario para defender nuestro territorio y no vamos a permitir que se haga nada en nuestro monte, que es el medio adecuado para nuestra subsistencia y mantener a nuestra familia”, dijo Achipuragi.

NO ASISTIRÁN. Ayer, luego de una asamblea, los indígenas decidieron no participar de la reunión programada para hoy, a las 10.00, con representantes de los sintierras y el Estado para tratar de llegar a un acuerdo. Dijeron que de participar, estarían avalando la duda de que el título de propiedad no es auténtico, como alegan los campesinos que han invadido sus tierras.

CAMPESINOS ARMADOS. Bruno Chevugi, otro de los líderes indígenas, manifestó que al incursionar ayer pudieron localizar la ubicación de los ocupantes de la finca y contó que los mismos poseen armas de grueso calibre.

A últimas horas de la tarde llegó a la colonia el comisario principal, Enrique Isasi, de la Agrupación Policial Ecológica y Rural (APER), quien adelantó que ya tiene listos más de 600 hombres por si fracasan las negociaciones. Entrarán a actuar sin más trámites para hacer cumplir las disposiciones de la Fiscalía.

Contarán con la colaboración de los helicópteros de la Policía Nacional y, si hay necesidad, utilizarán una aeronave de las Fuerzas Armadas. Además, realizarán las aprehensiones de quienes se encuentren por el lugar y no darán oportunidad a incidentes ante el ultimátum que dieron los indígenas.

“No queremos que haya ningún enfrentamiento, pero si la situación nos obliga utilizaremos la fuerza para desalojar o detener a los que están dentro de la propiedad, antes de que los hermanos Aché realicen la salida forzosa de los ocupantes de la finca”, dijo.

Deja un comentario