Vendedores desalojados ocupan las veredas del IPS sobre Sacramento

De manera irregular, un sector importante de los vendedores informales que fueran desalojados hace 15 días del predio del Instituto de Previsión Social (IPS), ocupa gran parte de las veredas del Hospital Central sobre la transitada avenida Sacramento.

De manera irregular, un sector importante de los vendedores informales que fueran desalojados hace 15 días del predio del Instituto de Previsión Social (IPS), ocupa gran parte de las veredas del Hospital Central sobre la transitada avenida Sacramento.

Puestos de venta con improvisadas sombrillas para cubrirse del sol que da de lleno en el lugar, ofertando variedad de frutas, gaseosas, chipa, tereré, golosinas, minutas, entre otros, se observan a lo largo de más de cien metros de esta importante vía de comunicación.

Las personas dedicadas a la comercialización callejera señalaron que no tuvieron más opción que ubicarse en ese espacio público, ante la falta de promesa de las autoridades del IPS de reubicarlos en alguna área del hospital para poder ganarse la vida con esa actividad.

Santiago Espínola, María Ángela Acosta y Martha Franiquivichi, vendedores de ese punto de la ciudad, admitieron que están en una franja de dominio público. Sin embargo, argumentando que en el país no hay fuentes de trabajo, esperan que tanto el Municipio como quienes manejan la previsional se sensibilicen ante el problema que les afecta y les puedan conseguir un sitio donde ubicar sus casillas.

“Cuando nos desalojaron llevaron a muchas mujeres esposadas. Y no es posible que por querer trabajar nos traten como delincuentes. Solo pedimos mantener dignamente a nuestras familias para no salir a robar”, puntualizó Franiquivichi.

RESPUESTA. Por su parte, Wilson Rojas, jefe del Departamento de Venta en la Vía Pública de la Comuna capitalina, señaló categóricamente que toda esa gente tiene prohibido mantener sus puestos sobre la avenida Sacramento.

El mismo precisó que ya se hicieron las notificaciones y el acta de intervención en el marco de lo establecido en las ordenanzas 267/05, De manipulación de alimentos, y la 16/92, De venta callejera, para los 110 vendedores apostados en la acera del IPS.

Informó que se dará trámite a través de la Dirección de Asesoría Jurídica del Municipio para que los mismos abandonen ese lugar, acción que de concretarse será apoyada con la Policía y el Ministerio Público.

“Lo que no se va a permitir es que se queden en ese sitio. Se trata de un espacio público que debe ser despejado. Si bien no está conversado, se puede por medio de la Municipalidad de Asunción buscarles una suerte de capacitación para que puedan dedicarse a otras actividades”, sostuvo Rojas.

A su turno, el abogado Enrique Galeano, director jurídico del IPS, mencionó que solo quedaron dos casillas en el predio de la previsional tras el desalojo, medida que se materializó vía judicial.

Añadió acerca de la instalación de varios comerciantes en las veredas del ente, que ya comunicó a las autoridades de la Comuna capitalina sobre la situación planteada y que incluso esa institución ya envió inspectores para intervenir los puestos informales y proceder al despeje del lugar.

Aclaró que, aun cuando la ubicación de los vendedores en las veredas es potestad exclusiva del Municipio, la previsional denunciará el hecho ante las instancias que correspondan para evitar que los mismos permanezcan en el lugar.

Concluyó que no corresponde que la institución a la que representa se encargue de reubicar a los vendedores.

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios