Un empate de consuelo

Olimpia evitó la derrota en la vuelta al “Bosque” y consiguió un agónico empate de 1-1 ante Sol de América, ya sobre el tercer tiempo de adición, con el gol de Carlos Guerreño. El tanto “Danzarín” lo hizo Cecilio Domínguez.

Nuevamente Olimpia se vio superado por la practicidad del rival, que no necesito hacer demasiado para dañarlo cuando se propuso. La defensa, prácticamente remendada del franjeado sufrió mucho cuando los hombres unicolores apostaron a la velocidad y pusieron pelotas a espaldas de ellos.
El equipo visitante no arriesgó mucho en el primer tiempo. Aguardó qué podía hacer Olimpia e intentó aprovechar algunos vacíos que dejaban los hombres del medio franjeado, que siempre casi iban al ataque, pero muy pocas veces sorprendieron a un ordenado y equilibrado doble línea de cuatro solense.

Olimpia tomó la iniciativa al inicio, pero de a poco se fue apagando y frustrando por las reiterados avances que terminaban en la entrada del área de Sol. A los 10′ inquietó con remate de zurda de José Montiel y cinco minutos más tarde, Carlos Acuña ensayó un potente remate que fue bien controlado por el portero Roberto Acosta.

La más clara del decano en el primer tiempo estuvo en los pies de Walter Clar. El volante zurdo remató fortísimo sin marca frente al guardameta Acosta, pero éste achicó el ángulo de disparo y mandó la pelota al córner. Para ratificar que fue la gran figura de la etapa inicial, el arquero solense tapó un tremendo cabezazo de Ovelar.

Sol de América se había reservado todo para el segundo tiempo y apenas 4 minutos de iniciar la etapa, Cecilio Domínguez silenció el “Bosque”, repleto de franjeados. El hábil delantero del “Danzarín” atropelló en el área chica luego de un desborde y centro de Marcos Duré, quien se había servido de una magistral jugada previa de Lorenzo Frutos.

A partir de ahí Olimpia fue un mar de nervios. Traicionado por su ansiedad y presionado por el público y el tiempo, el equipo de Nery Pumpido fue arriba, pero desordenado y sin un argumento claro. Si bien logró inquietar a la última línea, nunca generó una jugada clara para emparejar el marcador. Recién con los ingresos de los juveniles Carlos Guerreño y Jeremías Bogado, el decano tuvo más frescura y algo de sorpresa.

Justamente Carlos Guerreño terminó salvando a Olimpia en el tercer minuto de adición (93′), luego de aprovechar un rebote del portero Acosta, quien había detenido un fuerte remate de Salgueiro.

Con el empate, Olimpia salva el orgullo, pero el punto no le sirve mucho, pues desaprovechó una vez más la gran oportunidad de acercarse a la cima del torneo Clausura. Suma 25 puntos, tres menos que el líder Cerro Porteño, que tiene un juego menos y será el próximo rival. Sol de América nuevamente dejó escapar un triunfo y queda con 14 unidades, penúltimo en la tabla.

Fuente: ABC

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios