Radio Guyra Campana acorta su emisión por temor al EPP

Tras haber sido blanco de un ataque con bombas por parte del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), el 4 de octubre, que llegó a destruir importantes equipos, la emisora Radio Guyra Campana, de Horqueta, Concepción, regresó de nuevo al éter con una pequeña consola, pero sus directivos decidieron acortar el horario de transmisión y dejar de emitir la publicidad contratada por el Gobierno sobre el grupo armado.

El director de la emisora, César Rojas, reconoce que la medida resulta inédita en los 28 años de transmisión, pero es porque la conflictiva situación que viven lo exige.

“Ahora, decidimos trabajar hasta las 19.00, nada más (antes lo hacían casi hasta medianoche). A esa hora cerramos completamente la radio, por una medida de seguridad que hemos tomado. Estamos más tranquilos porque tenemos guardia policial, pero no van a estar toda la vida acá. Entonces, la medida de acortar el horario de la transmisión es definitiva”, señala Rojas.

La disposición seguirá hasta que se generen de nuevo condiciones de seguridad, que les permitan trabajar hasta tarde sin arriesgar sus vidas, destaca el directivo.

TANDA LEVANTADA. Otra de las determinaciones que adoptaron los directivos y periodistas de la radio fue dejar de emitir las tandas publicitarias contratadas por el Gobierno, en donde se ofrecen millonarias recompensas por los miembros del EPP.

En el comunicado dejado por el grupo armado, el día del ataque a la emisora, se acusaba al medio de apoyar “la campaña sucia gubernativa”, y se amenazaba de muerte a tres periodistas.

“El departamento de prensa determinó que nuestros locutores ya no van a emitir opiniones y análisis que tengan que ver con el EPP. Sí vamos a seguir leyendo las noticias de los diarios sobre este grupo, porque son noticias públicas que interesan a nuestros oyentes, pero ya no vamos a entrar en análisis y debates sobre el accionar de ellos”, explica César Rojas.

Varios programas tuvieron que ser levantados de la grilla de programación, por el temor de los conductores, luego de que el EPP los amenazó.

“Algunos programas se levantaron por temor, como el de María Picardo y Teresa Fleitas. Un programa iba a la noche y otro por la tarde. Además, un espacio periodístico de otra conductora, que iba los sábados, también se levantó”, reconoce Rojas.

El director y los periodistas consideran que es mejor someterse a una autocensura y seguir transmitiendo, en espera de que lleguen mejores días de comunicación para la hoy conflictiva región del Norte del país.

la violencia armada en el norte

UH

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios