Policías, listos para desalojo

El ministro del Interior aclaró que no se permitirá un enfrentamiento entre indígenas y campesinos en Villa Ygatimí. En caso de no lograrse un acuerdo, los ocupantes de la propiedad de los nativos serán desalojados, garantizó.

Carmelo Caballero viajó este viernes a Villa Ygatimí, Canindeyú, a fin de mediar en el conflicto generado por la invasión de la finca 470, propiedad de los aché.

El secretario de Estado se reúne a las 10:00 con los dirigentes del grupo que ocupa el inmueble desde hace más de dos meses.

En caso de fracasar el intento de acuerdo con los labriegos, la Policía procederá inmediatamente a la desocupación por la fuerza, según adelantó el alto funcionario.

En conversación con la 780 AM, Caballero comentó que los agentes ya montaron un dispositivo de seguridad en la zona.

Garantizó que los efectivos policiales -que suman alrededor de 600- defenderán los intereses de los nativos, quienes se preparan para ingresar con arcos y flechas donde están a los carperos, en caso de que el Gobierno no desocupe la finca en disputa.

La comunidad de “Kuetuwy” convocó a nativos de Caazapá, Alto Paraná y Caaguazú para reunir a unos 600 “flecheros”.

El fiscal Jalil Rachid encabeza una comitiva que se traslada a la zona en conflicto en tres camionetas procedentes de Asunción, reportó el corresponsal de ABC Pablo Medina.

Las autoridades buscan evitar un enfrentamiento, debido al temor de un saldo similar a la masacre de Campos Morombí, donde murieron 17 campesinos y policías.

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios