Paraguay, entre los más afectados de la región con 14.000 casos de dengue

La OMS alerta sobre una amenaza de pandemia ante la expansión del virus. Países limítrofes temen la importación de casos y las autoridades sanitarias locales el ingreso de otro serotipo con vacacionistas.

En el inicio del 2013, la enfermedad del dengue afecta principalmente a Bolivia, Paraguay y Brasil, donde se reportan numerosos casos febriles y decenas de muertes, poniendo en zozobra a los vecinos, que ya comenzaron a tomar sus precauciones.

Estos países siguen afectados a pesar de contar con las estrategias de control establecidas y recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que alerta sobre una posible pandemia mundial, que ya aqueja a cerca de 50 millones de personas en todos los continentes.

Las cifras de 16 fallecidos por dengue confirmados y las más de 14.000 notificaciones acumuladas a nivel local, a días de concluir el primer mes del 2013, no solo ponen en vilo a Paraguay, sino también a todos los países limítrofes donde la noticia ya tomó repercusión.

El riesgo latente de un aumento de los casos, más aún con la masiva visita de paraguayos por vacaciones, moviliza a las autoridades sanitarias a intensificar las tareas de prevención.

En los principales puntos fronterizos con Brasil y Paraguay las autoridades de Misiones dispusieron tareas de fumigación de vehículos particulares y del servicio de transporte de pasajeros vecinales y de larga distancia, a fin de prevenir la presencia del mosquito transmisor ante el reporte de un primer caso.

En Posadas se llevan a cabo tareas de fumigación tanto en el puente internacional San Roque González de Santa Cruz, con Paraguay, como en la zona céntrica, plazas y área de costanera del río Paraná se señala la web ellitoral.com.ar.

Brasil tiene hasta el momento cerca de 500 casos confirmados e investiga la muerte de 3 personas en distintas regiones por posible dengue grave. El vecino país logró reducir en un 64% los casos graves de la enfermedad el año pasado.

En cuanto a Bolivia, los casos ascienden a 370, dos de ellos fatales y más de 1.560 se mantienen como sospechosos.

IMPORTACIÓN. El temor de contar con casos importados podría confirmarse en días más en Uruguay, donde un visitante paraguayo está aislado en un sanatorio de Punta del Este a la espera de la confirmación de la enfermedad. En Argentina, el Ministerio de Salud tiene en estudio más de 100 casos sospechosos, pero ninguno confirmado.

Mientras, en Paraguay se teme el reingreso del serotipo 4, tras el retorno de los veraneantes que se movilizan en distintas ciudades del Brasil donde la circulación viral es activa. En 2012, el Ministerio de Salud Pública (MSP) confirmó dos casos de DEN4.

El vicedirector del Hospital de Clínicas, el Dr. Gustavo Cuéllar, refirió que es preocupante la situación sobre todo con los compatriotas que vuelven de sus vacaciones. Según explicó, en la zona de Mato Grosso, Brasil, se tiene un registro de aproximadamente 10 mil casos reportados de la enfermedad y sugiere tomar los cuidados pertinentes para evitar una mayor expansión.

EXPANSIÓN. Se estima que son 2 millones los casos registrados de dengue en 100 países de Asia, África y América Latina, lo que ya causó hasta 6.000 muertes este año, según fuentes de la OMS.

La expansión del mal se debe al constante movimiento de personas por todo el mundo, así como las inundaciones que guardan relación con el cambio climático. El organismo mundial indicó que el dengue fue la enfermedad viral que mostró más progreso en el mundo durante 2012. Su incidencia se multiplicó por 30 en los últimos 50 años.

ELIMINACIÓN DE CRIADEROS, COMO TAREA DE PREVENCIÓN

El Ministerio de Salud Pública (MSP) insiste en que el trabajo conjunto de toda la ciudadanía mediante la eliminación de criaderos, las limpiezas periódicas de las viviendas y los barrios, es imprescindible para mitigar la epidemia.

La revisión y eliminación de todos los recipientes que puedan contener agua por varios días como cubiertas viejas, floreros, envases de vidrio o plástico, portaplanteras, tanques de agua así como electrodomésticos en desuso que quedan a la intemperie. En el caso de los objetos que puedan ser eliminados como tanques de agua, pozos y otros deben permanecer bajo techo y tapados.

Otra forma de prevención ya de la picadura del mosquito trasmisor, el Aedes aegypti es evitar la exposición en los horarios de mayor circulación del mosquito como la mañana y el atardecer, además de la utilización constante de repelente que debe ser aplicado al menos cada cuatro horas considerando que el producto contenga DEET (N,N, dietil-m-toluamida), permetrina o picaridina (KBR 3023) o el IR3535 (ácido 3[N-butil-N-acetil] aminopropiónico) que protegen contra los mosquitos.

La consulta oportuna a los centros asistenciales ante los primeros síntomas como fiebre y dolor de cabeza o muscular puede evitar las formas graves de la enfermedad.

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios