Los amigos más peludos de los famosos

Van de shopping, de gira por el mundo y de entrenamiento al parque. Blanco de los paparazzis al igual que sus dueños, aquí están y estas son: las mascotas de Hollywood.

Cuando un fan de John Travolta le prestó su perro al astro cienciólogo en el festival de San Sebastián sabía que los famosos de Hollywood son unos auténticos enamorados del mundo animal.

La actriz Amanda Seyfried, por ejemplo, no se separa de su perro ni a tiros. Se lo lleva a correr y la acompaña por las boutiques más caras de Hollywood. Jim Belushi también gusta de hacer un poco de ejercicio y se lleva a su bici y a su pastor alsaciano.

A Alessandra Ambrosio pintar de una forma espantosa a su pobre perro le valió recibir un aluvión de quejas de las protectoras de animales, sin duda, velando por la dignidad del can.

Natalie Portman nunca se olvida de viajar sin dos de sus seres más queridos: su hijo Aleph y su perro Whiz. Pide a los paparazzis que le dejen espacio para no ponerlos en peligro.

Tal como visten las Kardashian es evidente que lo suyo son los gatos. Y aquí tienen a Kim, la hija pródiga, encantada con su gatita persa Mercy.

A la ex modelo Janice Dickinson probablemente le de menos reparo besar a su bulldog Lloyd que a muchas de sus ex parejas, hasta mil y de los dos sexos, si hacemos caso a su biografía. Olivia Wilde también está encantada con su perro Paco, aunque ella no es tan efusiva.

Pero si hay una auténtica amante de las mascotas, y no nos referimos a sus incontables parejas, esa es Paris Hilton, que tiene más animales de compañía que Noé y el doctor Doolitle juntos. La lista bichos que se ha ido comprando es inacabable, la que van a ver (en el VIDEO) es sólo una pequeña muestra: el hurón Cenicienta, al que los paparazzi salvaron de perecer bajo las ruedas de los coches. El simpático lemúrido baby luv, el mini bulldog Princesa, el gato Madison, el chihuahua Tinkerbell, el guacamayo Peppa. Y aquí rodeada de algunos de sus perros, ya ven que le gustan pequeños.

Pero no crean que estas mini mascotas son solo cosa de herederas tontas. ¿Ven a Steve Tyler, de Aerosmith? Pues su perro es este insignificante caniche. Por cierto, Steve es el de la izquierda, curiosamente el caniche es el que tiene menos pelo de los dos.

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios