La Conasam dio luz verde para el reajuste de 10% del salario mínimo

El organismo tripartito dictaminó a favor del reajuste, una vez que la inflación acumulada llegue a 10%, que sería a fin de mes. El nuevo mínimo será de G. 1.824.055. Sector obrero exige que suba sea de 25%.

La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasam) dio su visto bueno para que el Poder Ejecutivo reajuste el salario mínimo en 10%, una vez que se alcance la inflación acumulada requerida en la ley (10%), que se daría a fines de este mes, anunció el director del Trabajo y presidente de la Conasam, Edward Bogado.

El presidente de la República, Horacio Cartes, tiene la potestad de incrementar el salario base en 10% o más. De incrementarse en 10%, el sueldo quedaría en G. 1.824.055. Unas 300.000 personas perciben el salario básico (en el sector privado).

Tanto Bogado como el encargado de Gabinete del Ministerio de Trabajo, Guillermo Sosa, destacaron la “voluntad política” por parte del mandatario de incrementar el sueldo mínimo, razón por la que se estima que sin mayores trámites se procedería a la firma del decreto hacia finales de febrero o principios de marzo.

La inflación acumulada desde el último reajuste del sueldo básico, en abril del 2011, hasta enero de este año es de 9,5% y, de acuerdo con el informe del Banco Central presentado a la Conasam, el índice en febrero oscilaría entre 0,5% y 0,8%, de lo cual se valió el ente para dictaminar a favor del aumento.

Antes de la reunión, Sosa había mencionado que la suba del salario mínimo podría darse independientemente de llegar o no al 10% de inflación acumulada, dejando entrever que podría darse un incremento inmediato. “Existen dos indicadores (para el aumento salarial): uno es el de 10% y el otro se refiere a factores económicos que inciden dentro de la economía, los cuales pueden ser considerados justificación para realizar un aumento de esta naturaleza”, indicó.

Sin embargo, tras las negociaciones de la tripartita, finalmente se decidió seguir en la línea del IPC acumulado.

huelga. La huelga fijada por las centrales obreras para el próximo 26 de marzo sigue en pie, pese a esta recomendación de suba, ya que los trabajadores exigen un ajuste del 25%, manifestó Ramón Ávalos, representante de los trabajadores en la tripartita.

Y es que los trabajadores, a quienes se plegarán los campesinos y los estudiantes secundarios y universitarios, no solo exigen el ajuste salarial, sino también la derogación de la Ley de APP y la reducción del precio del pasaje. fuente:UH

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios