Hasta autoridades de zonas ligadas a narcopolítica temen hacer denuncias

Referentes de San Pedro, Concepción, Canindeyú y Amambay señalaron que “solo escuchan” versiones de los supuestos narcopolíticos. Coincidieron que es un tema muy delicado del que no quieren hablar.

Por Patricia Vargas

ÚH intentó hablar con diputados u otros referentes del Departamento de San Pedro, Concepción, Canindeyú y Amambay para consultarles sobre los narcopolíticos que proliferan en sus respectivas zonas. Sin embargo, ninguno de los entrevistados quiso ahondar en detalles y dijeron, a pesar de la cantidad de informes periodísticos y policiales sobre el tema, no tener certeza de quiénes podrían estar involucrados en el ilícito.

El diputado de San Pedro, José Pakova Ledezma (PLRA), manifestó: “No me quiero más meter en eso porque en un momento, cuando denuncié, en mi departamento la mafia ordenó mi muerte y hasta habían hecho una entrega inicial al sicario”, dijo.

“Gracias a Dios estoy vivo y por eso te pido que me disculpes. Yo no quiero denunciar más a nadie porque no tenemos garantías”, expresó.

De la zona de San Pedro también es el diputado Fredy D’Ecclesiis, el legislador salpicado por el narcotráfico. En la estancia de su hermano, Víctor Raúl D’Ecclesiis, en Pedro Juan Caballero, se encontraron 195 kilos de cocaína. La diputada Perla de Vázquez (ANR) declaró a la prensa que este legislador aparece en la hoja de ruta de narcotraficantes con su seudónimo de Tano.

Otro referente político de la zona es el diputado colorado Carlos Maggi. En el 2013, se incautó un cargamento de 311 kilos de cocaína en una estancia, propiedad del padre del congresista.

El diputado Pastor Vera Bejarano (PLRA), también sampedrano, expresó que se escucha “de todo por la calle”, pero nada que comprometa a nadie. “Por lo menos yo no manejo ningún tipo de información. No podría hacer comentarios en ese sentido”, aseveró.

Canindeyú. El diputado por este departamento, Purificación Morel (ANR), indicó que no conoce a ninguna de las personas posiblemente involucradas en la narcopolítica en esa zona y más aún tras la muerte ocurrida en la zona del periodista Pablo Medina y la joven Antonia Almada.

“La diputada Cristina (Villalba) no sé a qué se dedica en Canindeyú porque su casa está a 140 kilómetros de donde yo vivo. Yo no tengo tiempo de ocuparme del resto”, indicó.

Al ser consultado si alguna vez se animó a hacer una denuncia en contra de algún político involucrado en temas ilícitos, respondió: “Escucho muchos rumores y nada más”; y remató: “Tengo una familia; mi vida tal vez no valga nada, pero la de mi familia, sí, y no pienso exponerles”.

La otra diputada de la zona, Cristina Villalba, fue líder de la bancada de los colorados hasta julio pasado. En el 2004, casi 500 kilos de marihuana fueron incautados en el interior de una camioneta abandonada en una estación de servicio, propiedad de su hermano, Carlos Villalba. Ahora la legisladora es investigada por la Fiscalía por supuestamente proteger al intendente de Ypejhú, Vilmar Acosta, imputado por narcotráfico y por el asesinato del comunicador y de su asistente.

Concepción. La diputada del PLRA del primer departamento, Mirtha Ramona Mendoza, mencionó que el ex diputado Magdaleno Silva (ANR) y el actual diputado Alsimio Casco (ANR) siempre se acusan entre ellos de ser narcotraficantes. Comentó que se sabe ciertas cosas por “vox pópuli”, pero nada certero.

Lo mismo dijo del diputado Bernardo Villalba (ANR), también concepcionero, que fue apartado de su cargo en su época de juez por haber entregado una narcoavioneta a los ministros de la Corte Suprema de Justicia, de manera irregular. “Nunca denuncié a nadie porque no me consta. Solo puedo decir que hay comentarios”, respondió Mendoza al ser consultada si denunció a alguien por solventar su campaña con dinero del narcotráfico o por responder a los mafiosos de la zona.

El diputado Bernardo Villalba, a la vez, fue abogado del hijo del presunto narco Erineu Pingo Soligo. Ya en su rol de legislador, Villalba presentó el proyecto de ley que prohíbe la extradición o expulsión de paraguayos naturales o naturalizados a países extranjeros que no tengan la misma reciprocidad procesal con la República del Paraguay.

Según comisiones del Senado, el proyecto se habría elaborado para favorecer a su ex cliente Gimenes Pavão, y Carlos Caballero, alias Capilo, y a Carlos Sánchez, alias Chicharõ, diputado suplente acusado de narcotráfico.

Amambay. Esta es una de las zonas más castigadas por el narcotráfico, pero la concejala del PLRA, Angélica Valdez, sostuvo que no puede hablar sobre lo que no ve. “Yo nunca le denuncié a nadie. No puedo denunciar algo que no conozco”, refirió.

En esta zona la rivalidad entre el senador del PLRA Robert Acevedo y el gobernador de Amambay, Pedro González (PLRA), es una de las más conocidas en el ámbito político. Ambos se acusan mutuamente de estar al servicio del narcotráfico.

El diputado de la ANR, Marcial Lezcano, tiene como suplente en su lista de diputados a Chicharõ, buscado en Brasil. A la vez, Lezcano tiene un hermano policía que cayó con dos litros de cocaína líquida que debía enviar a Europa. Se trata del suboficial Águedo Lezcano, que solo estuvo en Tacumbú durante siete meses. El uniformado salió de la penitenciaría con la orden de la jueza penal de Garantías de Capiatá, Norma Salomón, quien ahora está suspendida por este hecho.

El diputado por Amambay, Juan Bartolomé Ramírez (PLRA), fue el más temeroso de todos. Se le adelantó el tema y solo atinó a apagar su celular.

Fuente: UH

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios