“Desafío a la salud pública”

El ministro de Salud, Antonio Arbo, dijo que la única forma de frenar una epidemia de dengue es desactivando los reservorios de acumulación de agua, así como que la enfermedad representa, en este momento, un desafío a la salud pública.

“Hoy estamos trabajando en Luque como en muchos otros lugares del país, con la colaboración de importantes instituciones, a fin de eliminar los criaderos de mosquitos de las casas”, dijo el ministro, durante el inicio de la minga realizada en la ciudad de Luque.

Instó a las familias a incorporarse a la lucha contra la enfermedad, destacando a las que ya se sumaron para combatirla.

Reiteró que la tarea de combate al vector debe ser periódica y enfatizó que son todos los barrios del país los que deben colaborar con la higiene de las casas, eliminando cualquier recipiente en desuso que pueda acumular agua.

“Es fundamental realizar esta tarea entre todos, es la única forma que vamos a vencer al dengue”, asegura el Ministro de Salud.

Ante la presencia de fiebre o cualquier malestar asociado al dengue, la cartera sanitaria recomienda la consulta inmediata al servicio de salud más cercano e insiste con evitar la automedicación.

El Ministerio de Salud confirmó que, hasta este viernes, nueve personas perdieron la vida a causa del dengue.

Se maneja la cifra de 8.526 casos sospechosos y 715 pacientes confirmados con la enfermedad en lo que va del año.

Fuente: ABC

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios