¿Cómo masturbar a una mujer?

Una de las cosas que a muchos hombres nos encanta hacer es masturbar a una mujer y verla disfrutar de este íntimo momento, pero ¿lo estaremos haciendo bien?

Una de las cosas que a los hombres nos gusta hacer en la intimidad con nuestra pareja es poder masturbarla. Sin embargo, a veces en el intento podemos cometer algunos errores que pueden corregirse.
¿Cómo se puede masturbar a una mujer sin estimular el clítoris? Sencillo: tocar, besar, promover cercanía entre los cuerpos (con ropa y sin ella), hacer que sientan el pene erecto y transmitir emociones. Que ella sepa qué es lo que quiere hacer.
Antes de comenzar a masturbarla es importante que ella esté excitada y lubricada, de lo contrario va a ser incómodo y, en algunos casos, doloroso. Consejo clave: tener las uñas cortas y limpias para no generar molestias posteriores. Si decide usar aceites lubricantes, seguro serán bien recibidos por ella.
Ubique el clítoris. Tenga en cuenta que esta parte del cuerpo es muy, pero muy sensible y cualquier presión inadecuada pasará de ser satisfactoria a incómoda. Para encontrarlo, ponga los dedos al comienzo de los labios externos de la vagina y baje hasta los labios menores, con una leve presión suba nuevamente un poco hasta encontrar esa montañita o protuberancia pequeña que, muy seguramente, la hizo respirar profundo tan pronto la tocó.
El clítoris nunca se debe tocar masajeándolo con fuerza intermitente de arriba abajo porque es incómodo. Intente rodearlo con los dedos, de arriba hacia abajo por cada lado (derecho e izquierdo), nunca en la mitad de él. Cuando sienta que está erecto, presiónelo suave sin mover los dedos. Demasiada fuerza o hacer círculos con los dedos puede hacer que la chica sienta menos placer o, incluso, parecerle incómodo.
Después de estimular su clítoris correctamente, notará que ella estará empapada. Deslice esa lubricación por toda la vagina con los dedos o ayudado de la palma. Sígala estimulando mientras con la otra mano toca sus senos, su cabello o cualquier parte sensible de su cuerpo.
Cuando sienta que su pareja está disfrutando y luego de extender toda su lubricación por la vagina, empiece a jugar con los dedos en la punta de la cavidad de su tracto uterino. Introduzca inicialmente solo la punta, casi tocándola con la yema, cuando decida introducir los dedos procure seguir presionando el clítoris, será bastante satisfactorio para su pareja.
Con los dedos adentro, utilice su otra mano para masajear el clítoris con movimientos circulares. Los dedos que están dentro de la vagina deben moverse pegados a las paredes del cuello y tracto uterino (a las mujeres les gusta la presión en esta zona, por eso la obsesión con penes gruesos). Recuerde: los dedos que presionan el clítoris deben hacer los movimientos circulares alrededor de él, no por encima.
Cuando ella esté bastante lubricada (lo puede sentir fácilmente en la mano) es el momento indicado para hacer movimientos rápidos de afuera hacia adentro, pues a ella ya no le lastimará, muy por el contrario, le va a encantar. Cambie velocidades, cuando lo haga lento intente pegar los dedos a la pared vaginal con movimientos circulares y siga estimulando el clítoris. Cuando lo haga rápido, intente mantener presionado su clítoris y mueva su dedos de arriba a abajo.
Si intenta presionar su clítoris desde la parte de adentro de la vagina puede conseguir que ella seguramente se venga a chorros.
¿Cómo saber que ella tuvo un orgasmo mientras la masturbaba? Se perciben las contracciones en su cuello y tracto uterino, lubricación de color blanco y no transparente y, muy seguramente, por la intensidad de la sensación ella no le va a permitir sumergir más los dedos.
Fuente: Cartel Urbano

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios