Colorados hablan de ordenar la casa, pero opositores ven solo propaganda

Mientras los oficialistas ven con buenos ojos el llamado del Gobierno a concurso para cubrir los puestos vacantes en la función pública, los opositores califican el anuncio de la existencia de más de 26 mil vacancias como “propaganda” o una situación “muy rara”.

El senador colorado Mario Abdo Benítez considera que el Gobierno busca ordenar el ingreso de los nuevos funcionarios, de acuerdo a las vacancias existentes, según la necesidad que se vaya dando en las diversas instituciones públicas o binacionales.

Fue en mención a la noticia de que existen más de 26 mil cargos vacantes en la función pública, que serán llenados de acuerdo a las necesidades que vayan surgiendo.

Aseguró que el proceso incluye la medición de la idoneidad y la capacidad de los candidatos, de manera tal a que ingresen a la función pública con una labor específica, comiencen a trabajar desde el primer día y no vayan todos a cualquier lugar.

AMISTAD. Abdo Benítez cree que con el presente proceso se elimina la antigua costumbre de ingresar a la función pública “solo por amistad o parentesco”.

En el mismo sentido, el senador Enrique Bacchetta dijo ver con buenos ojos que el Gobierno trate de ordenar el ingreso a la función pública, de manera a optimizar el rendimiento en el sector público.

PROPAGANDA. Por su parte, el senador del Frente Guasu Sixto Pereira considera que el tema no es más que “una cuestión propagandística”.

Puso en duda el concurso de oposición para ingresar a la función pública señalando que en la planta de alcohol que posee Petropar en Troche hay 100 operadores políticos colorados que no tienen condiciones para el trabajo. También indicó que en la Secretaría de Acción Social (SAS) se hace concurso sin el debido proceso. “Es un camuflaje que se hace para justificar el despido con el objetivo de contratar a otros”, dijo.

Recordó que en el país casi el 17% de la población económicamente activa está desocupada. “Hay más de 1.500.000 compatriotas sin trabajo digno y seguro”, apuntó y agregó que “hay olor a gente echada para generar puestos para la ANR”.

A su vez, la senadora del PLRA Zulma Gómez dijo estar “sorprendida” por la cantidad de vacancias que existe en la función pública.

Indicó que cuando cuestionó los despidos que se dieron en el presente Gobierno le dijeron que existe una superpoblación de funcionarios públicos, lo cual ocasiona “una sangría al Estado”.

Expresó su deseo de que el acceso a los mencionados puestos se dé realmente por concurso y que no sea solo una excusa para el ingreso de operadores políticos. FUENTE UH

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios