China se adelanta a los pronósticos y sería la primera economía del mundo a final de 2014

Aunque el Fondo Mone­tario Internacional (FMI) había pronosticado un cambio en el panorama internacional, en el que en 2019 China sería la pri­mera economía del mun­do, este país se adelantó en el calendario. Con un producto interno bruto (PIB) de US$ 17,6 billones se prevé que a fin de año le quite el título a Esta­dos Unidos, que logró un PIB de US$ 17,4 billones, de acuerdo a los datos del FMI.

Según dicho informe, China representa 16,48% del PIB mundial, mientras que el del país norteame­ricano aporta 16,28%.

El Fondo Monetario In­ternacional aseguró en su informe que para 2019 el producto interno bruto chino llegaría a US$ 26,9 millones si tiene una ace­leración económica de más de 7%. Según el doctor en integración y desarrollo económico, Luis Nelson Beltrán, este crecimiento anual superaría la econo­mía de Estados Unidos en 50 años “si, mientras que China tiene un alza de 7%, Estados Unidos crece sólo 2,5% por año”.

Beltrán agregó que es importante entender que la cifra que presentó el FMI se enfoca en el creci­miento económico “y es lo que hay que resaltar pues China es el único país que en diez años logró dupli­car su producto interno bruto”. Sin embargo, con alrededor de US$ 9.000 millones, el tamaño de la economía china es 47 ve­ces inferior al de Estados Unidos, aseguró Beltrán.

En cuanto al crecimien­to económico de su PIB, Catherine Pereira, di­rectora del programa de administración de nego­cios internacionales de la Universidad de La Sabana, comentó que lo importan­te es entender las conse­cuencias de la gran eco­nomía china “porque ese dato iba a llegar”.

Según Pereira, además de ser una afirmación de la actividad productiva y comercial de China, el que haya adquirido el título como la economía más grande del planeta se tra­duce en un mayor nivel de influencia.

“El país asiático ha lle­gado a países donde tra­dicionalmente Estados Unidos tenía la mayor presencia económica”. En naciones como Venezuela, Argentina y Chile, el gi­gante asiático ha logrado una mayor participación y negocios en proyectos de infraestructura y comer­cio de materias primas.

Pereira explicó que, en términos políticos, la constante gran acelera­ción económica de China supone una preocupación para Estados Unidos por limitar sus posibilidades en países con los que, ge­neralmente, mantenía re­laciones predominantes.

EL MILAGRO ECONÓ­MICO ASIÁTICO

Con el gran crecimiento de su economía, China se ha posicionado como el lí­der de un continente, que ha registrado un récord en progreso y desarrollo in­dustrial. Con un crecimien­to promedio anual de 10%, China es el único país que ha podido mejorar su po­sición mundial, en relación con la economía poco pro­metedora de 1978. Dejó de ser un peón y se convirtió en un gran socio de la eco­nomía mundial.

Según César Ferrari, doc­tor en economía y profesor de la Universidad Javeria­na, aunque la región se ha convertido en uno de los principales focos de China, “Suramérica tiene que pa­sar de ser simples provee­dores de materias primas para convertirse en gran­des socios asiáticos”.

EL PROBLEMA DEL DRAGÓN

El dragón que despertó, como muchos interna­cionalistas han llamado a China, ha sido criticado por su política interna y por su poca preocupación por las relaciones interna­cionales. Pereira comentó que una de las quejas de Estados Unidos es que este país tiene que darse cuenta de su importancia. “Sí, son grandes pero entonces de­ben preocuparse más por la política internacional y la ayuda a organismos multi­laterales”.

Otro gran problema es la pobreza, y es que con más de 90 millones de personas en esta situación, según Beltrán, la economía chi­na se centra sólo en 20% de sus zonas de comercio e inversión. Una de las for­mas para medir pobreza es el ingreso per cápita y de acuerdo con Ferrari, si este índice en China no fuera tan bajo, la economía de este país podría ser inclu­so cinco veces más grande que la de Estados Unidos. Lo que sí se debe resaltar es que, en un momento de desaceleración económico mundial, China es el único país que ha podido acelerar el crecimiento de su econo­mía.

GRANDES TÍTULOS Y RESPONSABILIDADES

China podría quitarle el título de la mayor econo­mía del mundo a Estados Unidos, corona que lleva puesta desde 1872, cuando Reino Unido dejó de ser el gigante económico. China, al igual que Estados Unidos en su época, es el líder de un cambio. Es el “milagro chi­no” porque fue el país que impulsó a Japón, Singapur, Corea del Sur y Taiwán a ol­vidarse de ser proveedores y renovar su industria, lo que les ha permitido ponerse en el juego internacional de los grandes socios y de los que imponen la agenda comer­cial y económica.

OPINIONES

Catherine Pereira

Directora negocios interna­cionales u. Sabana. “El dato ya se esperaba. Lo importan­te es entender que esto se tra­duce en una mayor influencia económica china, sobre todo en América Latina”.

César Ferrari

Doctor en economía y pro­fesor u. Javeriana. “Si el ingreso per cápita chino no fuera tan bajo, su economía podría llegar a ser hasta cin­co veces más grande que la de Estados Unidos”.

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios