Brasil riguroso control al contrabando que va de Paraguay

Los diferentes operativos desplegados en la frontera brasileña con Paraguay no dejan a ningún sector sin ser investigados como parte del combate al contrabando, a 70 días de comenzar el Mundial. Así, hasta los profesionales contadores involucrados en el esquema de legalizar las mercaderías llevadas de Paraguay están en la mira. Ciudad del Este. Agencia regional.

Dos contadores fueron detenidos el miércoles último en la ciudad de Cascavel, por ser sospechosos de uso irregular de notas fiscales para “blanquear” las mercaderías de contrabando. La acción fue parte de la Operación Mercurio y los mandatos de prisión debían ser cumplidos en Cascavel, Guaíra y Toledo, todos del Estado de Paraná, Brasil.

Los profesionales aprehendidos serían parte de un esquema de legalización de mercaderías de contrabando que opera en la frontera brasileña con Paraguay.

Según la investigación fiscal, los contadores trabajaban en una oficina de Cascavel y habrían estado proveyendo notas fiscales de sus propios clientes a los contrabandistas para legalizar las mercaderías que luego eran distribuidas a diferentes ciudades del país.

Fueron ocho las órdenes judiciales para la búsqueda y detención de personas más cuatro órdenes de prisión. El esquema fue descubierto cuando un empresario se acercó a la Policía Federal a denunciar que desconfiaba de las notas que estaban siendo emitidas a nombre de su empresa porque aparecían productos que él no los comercializaba.

Entre las mercaderías “legalizadas” se encontraban desde artículos para pescar (muy comprados en Ciudad del Este), cigarrillos y hasta medicamentos. Los contadores detenidos deberán responder por crímenes contra órdenes tributarias y económicas.

PERJUICIO DE 35 MILLONES DE REALES

La Policía Federal no dio a conocer un monto exacto del perjuicio por el contrabando pero, en base a las notas emitidas por el grupo contable, son unos 35 millones de reales.

El delegado operacional Edgar Santana informa, según el sitio G1, que las investigaciones se iniciaron en agosto del 2013 cuando la Policía identificó la actuación de falsos oficiales de justicia que aplicaban golpes en la región para robar automóviles de propietarios con cuotas de financiamientos atrasados.

“El grupo emitía notas fiscales electrónicas para legalizar la importación irregular de artículos procedentes de Paraguay”, dijo el delegado brasileño. Agregó que al menos seis empresas habrían sido lesionadas con la utilización de sus notas fiscales. Solo una de ellas debe pagar unos millones de reales en impuestos originados por la emisión de las notas con contenido falso. Sospechan que muchas más empresas fueron perjudicadas mediante la implementación de este esquema. La Operación Mercurio contó la participación de 30 policías civiles y fiscales de la Receita Federal, Estadual y Federal.

Fuete Lanacion

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios