Asaltantes casi logran robo “tipo comando”

Un intento de robo en un banco de J. Eulogio Estigarribia, Caaguazú, con la toma de un policía como rehén, protagonizaron 15 asaltantes fuertemente armados en la madrugada de este miércoles.

Cerca de las 2:00, el suboficial Claudio Ibarra Núñez (43), a bordo de una patrullera de la comisaría local, hacía su ronda normal de guardia en la ciudad.
Casi al pasar frente al local de Visión Banco, ubicado sobre José Asunción Flores, le salieron al paso 15 hombres vestidos con atuendos militares y fuertemente armados, informaron fuentes de la Jefatura de Caaguazú.

El uniformado, al verse superado por la cantidad de delincuentes, optó por rendirse. Luego, aproximadamente a las 2:05, una fuerte explosión proveniente del banco asustó a los ocasionales transeúntes de la zona.

La explosión no era de petardos sino de una bomba que permitió abrir la puerta de Visión Banco. Para ese momento, la comisaría 12ª de J. Eulogio Estigarribia ya había sido alertada.

El comisario Gervasio González, juntó con un grupo de agentes, se trasladaron inmediatamente al banco, contó el jefe policial a la 780 AM. No encontraron a los delincuentes, pero se enteraron de que uno de sus camaradas, con la patrullera, desapareció de la zona.

Con la tensión de por medio y con la angustia por la desaparición de un policía, aproximadamente a las 2:55 encontraron la camioneta patrullera sin la llave de contacto y al suboficial Ibarra, sobre el kilómetro 255 de la ruta VII.

Los delincuentes no pudieron abrir la bóveda, pero se llevaron la pistola calibre 9 mm Bullcheroki con dos cargadores, 34 proyectiles y la batería para celular pertenecientes al suboficial.

El policía contó que los 15 hombres usaron tres camionetas: dos de ellas Toyota Hilux y una Nissan Navara.

La cuestión no terminó allí, ya que aproximadamente a las 4:00 la Policía halló hacia el sur, en un camino vecinal, una camioneta Volkswagen Saveiro sin la llave ni chapa, pero con los vidrios delanteros y traseros rotos, a consecuencia de impactos de bala de escopeta calibre 12.

Los delincuentes previeron todo para el robo, ya que redujeron al policía y esparcieron 148 clavos “miguelito” en el camino vecinal, a fin de evitar una persecución policial.

El jefe de seguridad del banco confirmó a la Policía que los delincuentes no pudieron abrir la bóveda, por lo que el robo fue frustrado.

La Jefatura de Policía de Caaguazú dispuso la realización de barreras y controles en todos los puntos del departamento.

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios