A un mes del último mensaje

Hace 31 días, Pablo Medina, corresponsal del diario ABC Color, enviaba su último mensaje vía WhatsApp en el que indicaba a su jefa que iría de cobertura a Villa Ygatimi e Ypehú. Hasta hoy, no hay un solo detenido tras su asesinato.

Como todos los días, Pablo Medina envió un mensaje avisando de su cobertura diaria. “Buen día, jefa. Voy a la Colonia Ko’e Pora de Villa Ygatimi, Ara Verá y Crescencio Gónzalez del distrito de Ypehú, del departamento de Canindeyú”, indica quien fue corresponsal del diario por más de 16 años.

El texto menciona que habría una intervención de la Federación Nacional Campesina (FNC) por fumigaciones y que avisaría cuando regrese por “la tardecita”.

Pablo Medina no volvió a escribir, ya que al salir del lugar donde realizó una cobertura fue atacado de la manera más cruel por dos sicarios que estaban en una motocicleta, vestidos con ropa de camuflaje.

Los disparos hicieron callar la voz de quien realizó una gran cantidad de denuncias en toda su trayectoria como periodista del diario ABC Color.

Las publicaciones que hizo incluían denuncias contra el narcotráfico, la deforestación, el crimen organizado y la corrupción que inunda el departamento de Canindeyú.

El periodista recibió varios impactos de bala de calibre 9 milímetros y de escopeta, la mayoría en la cara y en el pecho. Antonia Almada, su acompañante, también fue otra de las víctimas fatales del ataque.

SIN UN DETENIDO

Para la Fiscalía, no hay dudas de que el autor moral del asesinato es Vilmar “Neneco” Acosta Marques, intendente de Ypejhú en ese momento, quien ahora se encuentra prófugo de la justicia. Los sicarios son Wilson Acosta Marques y Flavio Acosta Marques, hermano y sobrino respectivamente de “Neneco”, según la imputación. Ambos también están con paradero desconocido.

Fuente: ABC

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios