Diputados “asfixiarían” a IPS

El presidente de IPS recalcó que la actitud en Diputados de frenarle una habilitación presupuestaria para pagar a los contratados solo “asfixiará” a la previsional. Advirtió que esta situación perjudicará la atención a los asegurados.

Hugo Royg se refirió al anuncio que realizó ayer sobre el despido de la totalidad de los contratados en IPS.

Recalcó que el 75% del personal afectado constituyen los médicos y enfermeros, por lo que esto implicará un fuerte golpe a la atención en el Hospital Central y las clínicas de todo el país.

Explicó que ya no podrá renovarles el contrato a los funcionarios, debido a que la Cámara de Diputados dejó sin quórum la sesión en la que debía analizar un pedido de habilitación presupuetaria de G. 50.000 millones.

Aclaró que no se trata de una ampliación presupuestaria, sino de un permiso para reasignar recursos propios de la previsional, por lo que le resulta inexplicable la actitud que tomaron los legisladores.

“IPS tiene los recursos. No es una ampliación, sino una modificación del crédito presupuestario. Sacamos de un sector para destinarlos a otro. Eso se debía tratar el miércoles, pero se decidió postergar el estudio por 20 días”, explicó, en contacto con la 780 AM.

Indicó que no puede esperar tanto tiempo, ya que los contratos de los funcionarios de IPS vencen el 31 de octubre.

“A partir del 1 de noviembre, si no se aprueba esto en estas tres semanas ya en Diputados y Senadores, vamos a tener 4.250 personas a las que no vamos a poder renovarles el contrato y 1.600.000 asegurados que van a tener un servicio médico reducido en ¾ partes”, refirió.

Advirtió que la clínica más afectada será la de Yrendagué, ubicada en Mariano Roque Alonso, debido a que los contratados en la misma constituyen el 95% del total del personal.

“SE AFECTA LA SALUD DE LA GENTE”

Royg consideró inexplicable la actitud de los diputados, ya que insistió en que no es dinero del Tesoro sino recursos propios de la previsional que deben ser reasignados para pagar a los contratados que llevan años en la institución.

Al ser abordado sobre si esta actitud en Diputados formaría parte de una maniobra para golpear su gestión, Royg aclaró que “no tengo elementos para decir si esto es o no una revancha. Desconozco las razones por las cuales hicieron esto”, refirió.

Reconoció que son constantes las presiones de políticos para destituirlo de la previsional.

Ya desde su nombramiento, se iniciaron los cuestionamientos por parte de algunos sectores que buscaban que un colorado acceda a la institución.

“Me duele que por cuestiones personales se afecte la salud de la gente”, manifestó al insistir sobre el impacto que tendrá esta situación en la atención médica.

Reiteró que no está apegado al cargo y que si desean removerlo “es cuestión de hablar con el Presidente”.

“Si tienen problemas conmigo, no tienen por qué afectar la salud de las personas”, refirió.

IPS cuenta con un total de 12.000 funcionarios en todo el país, de los cuales 4.250 constituyen los contratados.

Sobre el futuro de estos últimos, Royg señaló que desde IPS volvieron a contactar con el Congreso para acelerar el tratamiento de la habilitación presupuestaria.

“Tengo entendido que ayer se conversó con los diputados para decirles que por favor traten este tema. Hay una promesa de que se va a tratar”, comentó.

Insistió en que el estudio debe ser lo antes posible, inclusive en sesión extraordinaria, ya que en tres semanas más ya deberá proceder a la descontratación masiva de médicos y enfermeras.

“Lo único que pido es que traten esto lo antes posible”, manifestó.

Fuente: Abc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.