Porque asustan a las vacas, prohíben a nativos sacar agua

Eliodoro Martínez, cacique de la comunidad Veraro, del distrito de Curuguaty, departamento de Canindeyú, denunció en nuestra redacción que el dueño de un establecimiento ganadero les prohíbe abastecerse de agua de su propiedad, argumentando que los nativos “asustan a las vacas”.

Indignado, el líder indígena indicó que su comunidad no tiene fuente de agua y recurren al vecino para acarrear el vital líquido, pero últimamente ya no les permiten acceder al referido establecimiento, que está a 2.500 metros de donde viven los nativos.

“Ahora vimos que el propietario está plantando eucaliptos para secar la fuente de agua, de manera a que no aparezcamos más por el lugar y nos duele ese desprecio”, apuntó.

Según Martínez, la propiedad pertenece al menonita Manfredo Rembel.

Para no llegar a esta situación, los indígenas gestionaron ante el Instituto Paraguayo del Indígena y Senasa la perforación de un pozo artesiano, pero estos se desentienden de la situación. “Nosotros no acostumbramos a mendigar. Solo necesitamos un pozo para la comunidad. Que ellos vayan y perforen el pozo”, indicó.

Agregó que, incluso, ya cavaron a mano un pozo, pero no alcanzaron las venas de agua. “En la zona en que estamos solo un pozo artesiano sería la solución”, resaltó.

“Si no conseguimos el agua para nuestro consumo tendremos que abandonar esta propiedad”, apuntó. El inmueble que ocupan está a nombre de la comunidad y tiene una superficie de 1.200 hectáreas. Allí viven unas 25 familias, la mayoría ava guarani y un grupo de mbya. fuente abc

Publicado por

Redacción

Redatores: Edgar Encisco y Oscar Lopez

Comentarios