Cristina Kirchner llega a ONU para reclamar las Malvinas para Argentina tras anuncio de referéndum

La presidenta argentina Cristina Kirchner se presenta el jueves ante el Comité de Descolonización de la ONU para reclamar la soberanía de su país sobre las Malvinas, en una inédita visita condimentada por el reciente anuncio de Gran Bretaña de un referéndum entre los isleños.  (AFP)

 

 

 

 

 

 

La reunión en Nueva York se celebra en coincidencia con el 30 aniversario del final de la guerra de 1982 que se saldó con un triunfo británico, y se espera que en ella Kirchner responda al anuncio el martes de la realización de un referéndum en 2013 para que los 3.000 habitantes de las islas se pronuncien sobre su estatus político.

La mandataria argentina estará acompañada de una amplia delegación de dirigentes opositores, con el objetivo de dejar en claro el consenso que existe sobre la reivindicación de la soberanía de las Malvinas ocupadas por el Reino Unido desde 1833.

Kirchner será la primera mandataria que se presente ante el Comité de Descolonización de la ONU, integrado por 24 países y presidido actualmente por el ecuatoriano Diego Morejón Pazmiño, según fuentes diplomáticas.

Este organismo especial de Naciones Unidas viene instando regularmente desde 1965 a ambas partes a entablar negociaciones por la disputa del archipiélago en el Atlántico Sur, aunque Gran Bretaña siempre ha desoído esas resoluciones no vinculantes.

En el marco de un endurecimiento de su reclamo, Argentina ha logrado en los últimos meses el apoyo de los países latinoamericanos, incluida la decisión de los miembros del Mercosur como Brasil, Uruguay y Chile (asociado) de prohibir el ingreso a sus puertos de buques con la bandera de Malvinas.

En febrero, el canciller argentino Héctor Timerman denunció ante la ONU una “militarización” británica del Atlántico Sur y la exploración de posibles recursos petroleros en esa región, acusaciones rechazadas por el gobierno del Reino Unido, para quien la cuestión de la soberanía quedó zanjada en 1982.

Conscientes de los esfuerzos desplegados por Argentina en esta ocasión, los isleños llegaron a Nueva York con una delegación de ocho personas, la más grande desde 1996, entre ellas dos jóvenes que buscan mostrar que las Malvinas quieren tener su voz en las discusiones.

“El referéndum es una buena oportunidad de mostrar que la gente de las Falklands (denominación británica de las Malvinas) está genuinamente feliz con el estatus que tiene en este momento”, dijo Roger Edwards, miembro de la Asamblea Legislativa de las islas, en un encuentro con la prensa en la misión británica ante la ONU.

Edwars admitió que el resultado del referéndum no cambiará la posición argentina, aunque pretende que tenga un efecto externo: “Espero que el resto del mundo no siga apoyando la beligerancia argentina”, señaló.

Los isleños, que reivindican su derecho a la autodeterminación, no son reconocidos por el gobierno argentino, que insiste en negociar directamente con el Reino Unido.

Este miércoles, el primer ministro británico David Cameron dijo que espera que la población de las Malvinas hable “fuerte y alto” en el referéndum de 2013 y que Argentina “escuche” el veredicto de las urnas.

“Los habitantes de las Falklands han decidido celebrar un referéndum para demostrar que creen en la autodeterminación y creo que es muy importante, porque Argentina trata continuamente de ocultar este argumento y pretende que las opiniones de los isleños no importan”, declaró Cameron en el parlamento en Londres.

La guerra en las Malvinas, que duró 74 días entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, fue lanzada por la dictadura militar en el poder en Buenos Aires y dejó 649 argentinos y 255 británicos muertos.

Menos de 2 millones de personas viven bajo dominio colonial en los 16 territorios no autónomos que quedan en el mundo, entre Gibraltar, según la ONU.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.