Combustibles más baratos hacen que paraguayos llenen el tanque en Brasil

Automovilistas de Ciudad del Este ahorran hasta G. 1.537 por litro de gasoil cargando en Foz de Yguazú. La gran diferencia de precios es el resultado de la devaluación del real en las últimas semanas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Con la devaluación de 200 puntos del real (moneda brasileña) ante el guaraní, en las últimas semanas, los precios de varios rubros ahora son más accesibles en el vecino país. Entre ellos, los combustibles, lo cual hace que los automovilistas opten por cruzar el Puente de la Amistad para abastecer sus rodados en Foz de Yguazú, vecina de Ciudad del Este. Lo mismo sucede en Pedro Juan Caballero, donde incluso es más fácil pasar al Brasil, pues la frontera es delimitada solo por avenidas.

 La variación cambiaria siempre marcó el ritmo en las ciudades fronterizas. Con la devaluación del real, se podría decir, el hechizo se volvió contra el hechicero, visto que cuando el real se encontraba por encima de G. 2.500, eran los brasileños quienes cruzaban la frontera en masa para abastecerse en Paraguay.

 Ahora el real se cotiza en 2.170 guaraníes y con ello el costo del diésel aditivado o podium, como se lo conoce mejor en Paraguay, es hasta G. 1.537 más barato por litro; es decir, llenando un tanque de 80 litros en Foz, se ahorran G. 122.960. También el diésel económico y las naftas tienen mejor precio para el consumidor, pero en menor medida. (Ver cuadro).

 Luis Ruiz, quien se encontraba en una estación en Foz, dijo que destina 70 reales para llenar el tanque de su furgoneta y que, en definitiva, compensa cruzar el puente. “Para mí ya es un ahorro ese dinero que no uso en el vehículo”, agregó Lucio Soto, otro paraguayo que estaba cargando en Foz.

En la Avda, Juscelino Kubitschek, una de las más emblemáticas del microcentro de Foz de Yguazú, se pudieron observar a varios vehículos con placa paraguaya para la carga del combustible. Víctor Ramos, administrador de un servicentro de la zona comentó que reciben hasta 100 vehículos con placa paraguaya durante una mañana y que la cantidad se duplica los fines de semana.

 Otro playero contó que algunos paraguayos se “avivaron”, ya que llevan el combustible en bidones para revenderlos.

 PEDRO JUAN. En la frontera entre Pedro Juan Caballero y Punta Porã, la tendencia es la misma, aunque la diferencia de precios no es tan ensanchada como en el Este del país. Esto porque el costo logístico es más elevado; también del lado brasileño hay diferencias, visto que cada estado (Mato Groso do Sul y Paraná, en este caso) tiene leyes impositivas diferentes.

 César Goncalves, playero de Shell, en Punta Porã, dijo que la venta del diésel tuvo un incremento del 30%.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.