Cerveza atenta contra cultura: “vamos a enchufarles, no se van a dar cuenta”

El arquitecto e historiador Jorge Rubiani afirmó que el logotipo de una marca de cerveza en la Casa de la Independencia, fue puesto porque los responsables se aprovecharon de una devaluación de la simbología nacional. Afirmó que los “marquetineros” pensaron: “vamos a enchufarles, total, no se van a dar cuenta”.

“El que conoce (de la historia nacional) comprende, y el que comprende, se siente responsable”, reflexionó el arquitecto e historiador, y sentenció: “acá nadie conoce y nadie se siente responsable.

En el histórico lugar, el logotipo de la marca de cerveza Pilsen por motivo de un concierto denominado “Central Rock”, organizado por un local ubicado sobre la calle Presidente Franco, que incluso fue cerrada para ese evento.eL

Rubiani opinó que ni los mismos participantes del concierto probablemente tenían idea de que esa era la casa de la independencia. “El marquetinero se aprovecha de las debilidades personales e institucionales de la gente”, sostuvo el historiador. “Dicen: ‘vamos a enchufarles esto, total no se van a dar cuenta’”, continuó. Agregó que los publicistas “creen que ser agresivo comercialmente es aprovecharse de las debilidades de la gente y de la falta de educación”, y afirmó que varios edificios históricos tienen carteles de multinacionales.

Por su parte, la empresa de la marca de cerveza utilizó su Fan Page para pedir disculpas a la ciudadanía. “Muchas veces las personas nos equivocamos, pero creemos que lo que nos hace seguir creciendo es reconocer los errores y corregirlos”, dijo la firma.

Osvaldo Salerno, director general de Bienes y Servicios Culturales, de la Secretaría Nacional de Cultura, indicó que su institución debe ser consultada ante todo inicio de acción que pueda lesionar el Patrimonio del Paraguay. Indicó que su dirección iniciará acciones para identificar y demandar la sanción de los responsables del “grave atentado”.

El historiador Jorge Rubiani también recordó durante su conversación con la radio 800 AM, la bandera paraguaya que se utilizó en una letrina de una institución educativa, en el departamento de Amambay.

Todo esto forma parte de una precarización permanente de la simbología nacional, una sociedad que ya no respeta sus códigos, su simbología y sus legados. Sumado a esto, un fenómeno que Rubiani llama “la banderización del patriotismo”, y lo explica así: “Yo tengo la bandera en mi auto, pero ando en contramano, no respeto las leyes, no respeto nada”.

La conclusión a la que llega el historiador es que hace falta enseñar el significado de las letras del Himno Nacional, a respetar los símbolos. “A veces parece un fastidio, pero cantar de vez en cuando el himno en las escuelas es necesario”, expresó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.