Cartes y Rousseff inauguran este martes línea de 500 KV

Los presidentes de Paraguay y Brasil, Horacio Cartes y Dilma Rousseff, inauguran este martes la línea de transmisión de 500 KV, entre la central hidroeléctrica binacional de Itaipú y Asunción, que será la primera de alta tensión de nuestro país.

​La línea de 500 kilovatios comenzó a ser construida en 2009 con fondos brasileños y paraguayos, como parte de los acuerdos por los que Brasil se comprometió a aumentar sus compensaciones a su socio. Cartes y Rousseff celebrarán este martes la ceremonia en el lado paraguayo de la represa, ubicada en el municipio de Hernandarias, a las 17.00, después de mantener una reunión bilateral.

En la ceremonia también estarán presentes los directores generales de Itaipú, el brasileño Jorge Samek y el paraguayo James Spalding, además de ministros y otras autoridades de ambos países.

La nueva línea une Itaipú, actualmente la mayor hidroeléctrica del mundo en funcionamiento, y la subestación de Villa Hayes, en la región metropolitana de Asunción, para lo que han sido construidas 759 torres y se han tendido 347 kilómetros de cables.

El costo de la obra fue de 320 millones de dólares, el 15 % pagado por Paraguay y el resto, por Brasil a través del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur (Focem), lo que incluyó la construcción de la subestación de Villa Hayes y la ampliación de la subestación de Margen Derecha, en Itaipú.

El sistema está en pruebas desde el pasado 6 de octubre y está en funcionamiento uno de los dos transformadores de 600 megavatios de la subestación de Villa Hayes, con el que se abastece la mitad del consumo de la capital paraguaya y su región metropolitana.

Paraguay tiene derecho a la mitad de la energía generada en Itaipú, que tiene una potencia instalada de 14.000 megavatios, pero consume cerca del 10 % por su menor demanda y por la falta de una línea de distribución eficiente, y le vende a Brasil el resto.

Brasil paga cerca de 360 millones de dólares anuales por la energía cedida desde 2011, año en que se triplicó la compensación en virtud de los acuerdos de 2009, según detalla la agencia EFE.

La nueva línea de transmisión le permitirá casi duplicar su consumo, al agregar otros 1.200 megavatios de capacidad de distribución, una capacidad extra que el Gobierno espera poder aprovechar para impulsar la implantación de industrias en el país.

Deja un comentario